publicidad
.

Activistas piden a Obama que no dilate más su alivio migratorio logo-not...

El obispo católico Thomas Wenski se dirige a manifestantes reunidos frente a la Torre de la Libertad en Miami, para pedirle al presidente Barack Obama que tome acciones ejecutivas y al Congreso que apruebe la reforma migratoria.

Activistas piden a Obama que no dilate más su alivio migratorio

Activistas piden a Obama que no dilate más su alivio migratorio

Grupos pro inmigrantes y líderes religiosos reclamaron a Obama que no dilate las acciones ejecutivas.

El obispo católico Thomas Wenski se dirige a manifestantes reunidos fren...
El obispo católico Thomas Wenski se dirige a manifestantes reunidos frente a la Torre de la Libertad en Miami, para pedirle al presidente Barack Obama que tome acciones ejecutivas y al Congreso que apruebe la reforma migratoria.

Organizaciones que luchan por los derechos de los inmigrantes y líderes religiosos reclamaron el jueves al presidente Barack Obama que no dilate más su compromiso de tomar acciones ejecutivas para mejorar el sistema migratorio del país y ayudar a millones de indocumentados.

Activistas comunitarios, líderes religiosos, trabajadores y padres indocumentados, en su mayoría hispanos y de otras minorías, han pedido al mandatario que "siga adelante" sin demora con su "acción ejecutiva" que ayudaría a "millones de familias inmigrantes en nuestro país".

Tras la elección de medio tiempo del martes, donde los republicanos recuperaron el liderazgo del Senado y ampliaron el control de la Cámara de Representantes, ha cundido el temor de que la oposición presionará para que Obama incumpla su palabra y se olvide de las medidas ejecutivas que prometió el 30 de junio.

publicidad

El miércoles, un día después de las elecciones de medio tiempo, el mandatario reafirmó su promesa de que actuaría antes de fin de año para recomponer el sistema migratorio por su cuenta, ante la situación de punto muerto en que había desembocado el Congreso.

Entre los actos celebrados para instar a Obama a que no se arrugue ante la mayoría republicana y sus amenazas de bloqueo, destacó la conferencia que tuvo lugar hoy en la Torre de la Libertad de Miami, donde el arzobispo de la ciudad, Thomas Wenski, se unió a grupos proinmigrantes en la defensa de su causa.

Obama "tiene plena autoridad" para realizar una acción ejecutiva en el ámbito migratorio y, además, "no tiene nada que perder" y el "tiempo se acaba", apuntó la directora de la Coalición de Inmigrantes de Florida, María Rodríguez.

"Si él (Obama) quiere que su legado no sea el de deportador en jefe, tiene que actuar ya", subrayó Rodríguez.

La líder activista alabó la figura del arzobispo Wensky, quien "siempre ha sido -dijo- un campeón en la defensa de las familias inmigrantes" y de los "valores de la familia".

Wensky respaldó la necesidad de una reforma migratoria integral que permita la regularización de millones de inmigrantes indocumentados, ya que "no se trata de gente malvada rompiendo un sistema bueno, sino de un sistema que está roto y perjudicando a gente buena (los inmigrantes)".

publicidad

El arzobispo ha defendido como líder de fe de los católicos, incluso a nivel nacional en la Conferencia de Obispos, "un cese a las deportaciones y una reforma migratoria".

El título de deportador en jefe fue mencionado en marzo por la presidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), Janet Murguía, en respuesta al alto número de deportados por la administración, que a esa fecha superaba los 2 millones.

Grupos proinmigrantes como la Coalición de Inmigrantes de Florida, Familias Unidas, el Centro de Trabajadores de Miami, Mujeres Haitianas de Miami y el Sindicato de Empleados y de Servicios (SEIU) de Florida participaron en el acto y abogaron por la materialización de una reforma migratoria integral, "ahora que las elecciones han terminado".

"Obama retrasó el muy esperado anuncio sobre la reforma migratoria hasta después de las elecciones. Ahora que han terminado y que los republicanos dominan el Senado, el presidente debe brindar alivio a todas las familias que siguen siendo innecesariamente separadas por las deportaciones", señaló Natalia Jaramillo, directiva de la Coalición de Inmigrantes de Florida.

También se realizaron similares actos a favor de la reforma migratoria en las ciudades de Tampa y Orlando.

El miércoles, en Los Ángeles, una manifestación de coaliciones defensoras de los inmigrantes presionaron a Obama para que tome "acciones decisivas que alimenten un legado mucho más positivo".

publicidad

Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional de Líderes Cristiano Hispanos (NHCLC), hizo también un llamado a Obama y al Congreso para que "revivan el programa de Abraham Lincoln que giraba en torno a la justicia (...) e integren a millones de indocumentados".

Las activistas expresaron su preocupación y "ansiedad" generada ante la posibilidad de que este "alivio" solo se haga efectivo para "padres de ciudadanos y residentes y no cubra a la mayoría de los indocumentados y padres de los 'dreamers'".

“Confiamos en que el presidente cumpla su palabra y sea un alivio migratorio amplio", apostillaron.

En cuanto al hecho de que los republicanos puedan evitar que Obama saque adelante las medidas ejecutivas migratorias, se trata de un posibilidad cierta y, de suceder así, "acabaría el caso en el Tribunal Supremo de Estados Unidos”, explicó Michelle Ortiz, abogada del grupo Estadounidenses de Justicia para Inmigrantes.

Pero, "históricamente", el Ejecutivo cuenta con el poder de "discreción" para, sobre todo, tomar acciones ejecutivas por "razones humanitarias", agregó.

Las opciones que podría tomar Obama van desde extender el alcance del programa de Acción Diferida (DACA), que protege a jóvenes indocumentados de la deportación, hasta ampliar el número de tarjetas de residencia que se conceden al año en el país, según expertos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
publicidad