publicidad

ACLU presentó una demanda contra la ley migratoria de Georgia

ACLU presentó una demanda contra la ley migratoria de Georgia

Organizaciones de derechos civiles que se oponen a una nueva ley migratoria del estado de Georgia, la cual combatiría más severamente la inmigración indocumentada, tienen prevista la presentación de una demanda contra la medida.

La iniciativa fue inspirada en la polémica SB 1070 de Arizona

Organizaciones de derechos civiles que se oponen a una nueva ley migratoria del estado de Georgia (sureste), la cual combatiría más severamente la inmigración indocumentada, dicen que tienen prevista la presentación de una demanda contra la medida.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), mediante su división en Georgia, anunció en un comunicado que las organizaciones planean realizar este jueves una conferencia de prensa para hablar sobre la demanda.

Las provisiones policiales de la ley migratoria de de Georgia son similares a las de una medida promulgada este año en Utah, y reflejan también algunas partes de la polémica ley SB 1070 que se promulgó el 23 de abril de 2010 en Arizona.

Todas esas leyes o parte de las mismas han sido bloqueadas por jueces federales.

Entre otras provisiones, la ley de Georgia permite que las autoridades revisen el estatus migratorio de algún sospechoso que no proporcione un documento aceptable de identificación.

Los grupos dicen que la ley "establece un estado policial que anda exigiendo documentos, alienta la caracterización racial, atenta contra la seguridad pública y traiciona los valores estadounidenses".

Ley promulgada

El pasado 13 de mayo el gobernador Nathan Deal promulgó la ley migratoria de Georgia que castiga a los inmigrantes sin papeles en ese estado del sureste de Estados Unidos.

publicidad

La legislación otorga poderes extraordinarios a las policías locales para que sus agentes arresten a extranjeros sin papeles de estadía legal en el país, y obliga a los patronos registrarse obligatoriamente en el sistema federal de verificación de datos conocido como E-verify.

La nueva ley fue objeto de debates encendidos en la legislatura durante varias semanas.

La medida contiene varias similitudes con las normas de la SB1070, cuyas partes más polémicas se encuentran suspendidas temporalmente por una corte federal que dio curso a una demanda interpuesta por el Departamento de Justicia.

El gobierno del presidente Barack Obama Obama argumenta que la ley de Arizona viola la Constitución estadounidense y daña los derechos civiles, e insiste en que el tema migratorio sólo puede ser atendido por el gobierno federal.

De qué se trata

La ley de Georgia autoriza a la policía a verificar la situación migratoria de ciertos sospechosos y detenerlos si se encuentran ilegalmente en el país. También aplica penas a quienes dan transporte o refugio a inmigrantes indocumentados a sabiendas, y convierte en delito la presentación de documentos o información falsa al solicitar empleo.

Los adversarios advirtieron que la puesta en vigor de la ley de Georgia conducirá a detenciones sobre bases étnicas o raciales, y perjudicará la economía del estado, en tanto sus partidarios sostienen que los inmigrantes ilegales son una carga excesiva para los recursos estatales.

publicidad

La ley está entre las más duras del país desde que fue firmada la ley de Arizona. Pero algunas de sus partes fueron congeladas temporalmente en la víspera por una corte federal.

Varios grupos, incluidos aquellos que representan negocios agrícolas, propietarios de restaurantes y organizaciones de interés comercial en Georgia, habían luchado para debilitar el proyecto de ley, preocupados por la posibilidad de ser sancionados por no revisar adecuadamente los documentos de contrataciones nuevas.

Durante el debate, algunos legisladores expresaron preocupación ante la posibilidad de un boicot que dañe a los negocios de Georgia, como el ocurrido en Arizona después de que ese estado aprobó su ley sobre la materia.

Los hispanos en Georgia

El último reporte de la Oficina del Censo emitido el jueves reveló que la población hispana en Georgia casi se duplicó en los últimos 10 años. Los números muestran que unas 865,689 personas que se identificaban como hispanos vivían en el estado en 2010, una cifra comparada con las 435,227 personas que lo hicieron en 2000.

El número representa un incremento de 96,1%.

A pesar del crecimiento, los hispanos sólo representan menos de 9% de la población total de Georgia.

Gwinnett es el condado que tiene por mucho la mayor cantidad de hispanos en la entidad, con 162,035 personas.

Los otros condados con más hispanos son Cobb con 8,.330, Fulton con 72,566, DeKalb con 67,824 y Hall con 46,906.

publicidad

La mayoría de los artículos de la ley entrarán en vigor el 1 de julio. Las empresas con más de 10 empleados tendrán plazo hasta julio de 2013 para acceder a la base de datos del E-Verify, que permite verificar el estatus migratorio de los contratados nuevos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad