publicidad
El abogado del alguacil Joe Arpaio, denominado el sheriff más duro de Estados Unidos, aseguró que su cliente no se niega a colaborar en una investigación que sigue el Departamento de Justicia por presuntas prácticas de discriminación racial.

Abogado desmintió negativa de Arpaio

Abogado desmintió negativa de Arpaio

El abobado del alguacil Joe Arpaio negó acusaciones del gobierno respecto a que su cliente no coopera en una investigación federal.

El abogado del alguacil Joe Arpaio, denominado el sheriff más duro de Es...
El abogado del alguacil Joe Arpaio, denominado el sheriff más duro de Estados Unidos, aseguró que su cliente no se niega a colaborar en una investigación que sigue el Departamento de Justicia por presuntas prácticas de discriminación racial.

Gobierno investiga al más duro de EU

PHONEIX - Robert Driscoll, abogado que representa al alguacil del condado Maricopa, Joe Arpaio, desmintió el miércoles que su cliente se niegue a cooperar con el Departamento de Justicia de Estados Unidos en una investigación en su contra por presuntas prácticas de perfil racial.

El abogado aseguró que el Departamento de Justicia no ha hecho una petición oficial a través de la ley de información pública de Arizona, un método que utilizan los abogados, residentes y medios de comunicación de forma rutinaria para obtener los datos que requieren.

"Nunca nos han dicho, esto es lo que queremos", dijo Driscoll en entrevista vía telefónica.

En su opinión, el Departamento de Justicia se "ha enfocado en Arpaio y están tratando de encontrar una violación".

publicidad

Meses de indagatorias

El Departamento de Justicia tiene más de un año investigando la oficina de Arpaio por acusaciones de prácticas de perfil racial en contra de residentes hispanos durante operativos para combatir el crimen y la inmigración indocumentada.

El Departamento de Justicia advirtió ayer a la oficina del alguacil que puede ser demandada por no cooperar en la investigación.

El fiscal general adjunto, Thomas E. Pérez, envió una carta a la oficina en Phoenix de Arpaio en la que le da de plazo hasta el 17 de agosto para cooperar con el Departamento de Justicia y evitar así una demanda del Gobierno federal.

De acuerdo con el Departamento de Justicia, en varias ocasiones han contactado a la oficina de Arpaio tanto por escrito como por teléfono para solicitar acceso a esas instalaciones y a su personal para investigar las alegaciones de discriminación por originen y nacionalidad.

Driscoll afirmó que el Departamento de Justicia ha tenido acceso a documentos relacionados con alegaciones de prácticas de perfil racial en otro caso separado presentado en una corte federal en diciembre de 2007.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad