publicidad

386 inmigrantes murieron en la frontera Méico-EU durante año fiscal 2008

386 inmigrantes murieron en la frontera Méico-EU durante año fiscal 2008

Más de 700 mil extranjeros fueron detenidos tras intento por ingresar ilegalmente a EU durante el año 2008.

La mayoría mexicanos

MCALLEN/WASHINGTON - Más de 700 mil extranjeros fueron detenidos tras ingresar ilegalmente a Estados Unidos durante el año fiscal 2008, informó la Patrulla Fronteriza (Border Patrol), y 386 fallecieron por diferentes circunstancias en la búsqueda del llamado "sueño americano".

La cifra se suma a los casi 350 mil deportados en la misma fecha, y a las más de 1,200 redadas ejecutadas por agentes federales en centros de trabajo a nivel nacional.

Del total de detenidos, 661,766 son de nacionalidad mexicana y 62,059 son ciudadanos de otros países, que en muchos casos ingresaron caminando desde México, dijo la Oficina de Asuntos Internacionales de la Patrulla Fronteriza.

En el total de 723,825 detenidos figuran: 19,346 hondureños, 16,396 guatemaltecos, 12,068 salvadoreños y 1,466 nicaragüenses.

El año fiscal estadounidense se inicia el 1 de octubre y finaliza el 30 de setiembre del siguiente año.

Los que se quedaron

Según las estadísticas oficiales, durante el año fiscal 2008 se registraron 386 muertos, cifra menor a los 398 que perecieron durante el ejercicio fiscal 2007.

Entre las defunciones se incluyen nueve salvadoreños, ocho guatemaltecos, ocho hondureños y un nicaragüense.

La disminución de las muertes, según Ramón Rivera, un agente de la Patrulla Fronteriza, se debe al mejor control que ejerce el gobierno, lo que le permite responder de mejor forma ante las emergencias.

publicidad

En 2008 las autoridades también registraron 428 incidentes ocurridos y 1,237 rescates. En 2007 hubo 706 incidentes y 1,274 rescates.

Para resguardar los 9 mil kilómetros de fronteras, Estados Unidos dispone de 18 mil efectivos de la Patrulla Fronteriza, que utilizan sofisticada tecnología como cámaras, sensores, aviones no tripulados, centenares de vehículos y otros equipos.

Deportados y redadas

A finales de noviembre el gobierno federal dijo que que durante el año fiscal 2008 deportó a 349,041 extranjeros, un 20 por ciento más que las deportaciones ejecutadas el año anterior.

A su vez, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) señaló que en 11 meses del último año fiscal ejecutó 1,172 redadas en centros de trabajo.

La cifra no incluyó los operativos llevados a cabo por al menos 100 grupos especiales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE), ni tampoco las redadas en casas de inmigrantes indocumentados.

Según la ICE, en los 12 meses del año fiscal 2008 realizó más de 33,997 arrestos durante redadas a nivel nacional.

¿Cruzaste el desierto entre México y Estados Unidos? Cuéntanos tu experiencia.

Más en el año 2009

Julie L. Myers, subsecretaria del DHS, dijo que los resultados "reflejan un progreso constante", y que el ministerio seguirá en esa línea.

Un tercio de los indocumentados deportados en el año fiscal 2008 tenía antecedentes criminales.

publicidad

El DHS agregó que el número de deportados con antecedentes criminales triplicó el número de expulsados en el año fiscal 2007.

La agencia agregó que sus equipos continuarán buscando extranjeros sin papeles con antecedentes criminales en cárceles municipales, estatales y federales, a quienes abrirá procesos de deportación.

Detenido en el Congreso

Mientras el gobierno divulga nuevas cifras de sus operativos contra la inmigración ilegal, en el Senado sigue detenido un proyecto de ley dirigido a vigilar las redadas y proteger los derechos de residentes legales permanentes y ciudadanos estadounidenses, y también los derechos de los indocumentados.

Los senadores demócratas Edward Kennedy (Massachussets) y Robert (Bob) Menéndez (Nueva Jersey) patrocinaron a finales de setiembre un proyecto de ley para salvaguardar a inmigrantes legales y estadounidenses sorprendidos en las redadas que encabeza el DHS.

El proyecto, denominado "Protección de Ciudadanos y Residentes de Allanamientos y Detenciones Ilegales" (S3594) busca establecer normas reguladoras en el desarrollo de redadas y detenciones de indocumentados por agentes federales del servicio de inmigración.

Tanto Kennedy como Menéndez sostienen que con frecuencia los allanamientos son realizados con tal amplitud que acaban siendo detenidos residentes legales y ciudadanos estadounidenses que trabajan junto a indocumentados.

publicidad

La 'Ley Orantes'

La iniciativa legal es parecida a la puesta en vigor de la Ley Orantes, que obliga a los policías al detener a un sospechoso de delitos penales informarle sobre sus derechos, entre ellos solicitar un abogado, una llamada telefónica o permanecer callados hasta no hablar con un representante legal.

Menéndez aseguró que continuará defendiendo la idea.

"No podemos permitir que el fervor para deportar trabajadores indocumentados prive de los derechos constitucionales a todos y cada uno de los ciudadanos estadounidenses y residentes legales", insistió el legislador, hijo de inmigrantes cubanos.

"En Estados Unidos de América protegemos a nuestros ciudadanos y tratamos con respeto a los seres humanos", apuntó.

Organizaciones cívicas  -entre ellas la Unión Americana de Libertades Civiles, ACLU- destacaron la iniciativa de ley Kennedy-Menéndez.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad