publicidad

1,300 indocumentados en la mira de la policia de Colorado

1,300 indocumentados en la mira de la policia de Colorado

Un alguacil de Colorado confirmó que unos 1,300 indocumentados están en la mira de las autoridades y serían arrestados.

1,300 indocumentados en la mira de la policia de Colorado b977956d1e8b4e...

Verifican datos

DENVER - Un alguacil del norte de Colorado confirmó el viernes que las investigaciones sobre denuncias de robo de identidad podrían llevar al arresto de hasta 1.300 inmigrantes presuntamente indocumentados desde ahora y durante el 2009.Según el alguacil John Cooke, del condado Weld, los arrestos - hasta el momento 13- se deben a que "los inmigrantes ilegales están usando al Servicio de Rentas Internas (IRS) para obtener reembolsos de impuestos por trabajos que no deberían haber tenido en primer lugar".En rueda de prensa, Cooke confirmó que hace dos días comenzó el Operativo Juegos de Números, con la colaboración de la fiscalía de distrito y de agentes de distintas agencias federales, para poner fin a un "complicado esquema de robo de identidad que le costó al gobierno $2.7 millones".

publicidad

Cooke dijo que el pasado 13 de agosto la policía de la localidad de Greeley detuvo a Servando Trejo, un inmigrante mexicano buscado en Texas por haber usado un número de seguro social que no le correspondía. Decenas de casos

Al ser interrogado, Trejo habría dicho que él adquirió ese número en Texas en 1995 cuando ingresó a Estados Unidos y que lo incluyó desde hace cuatro años en su declaración de impuestos, que este año completó utilizando los servicios de una empresa hispana local.El 17 de octubre, las autoridades incautaron los archivos de Amalia's Translation and Tax Services, en Greeley, y encontraron "numerosos casos de documentos de identidad sospechosos".

Cooke indicó que con esa información se procedió al arresto de trece individuos en los últimos dos días y que "se esperan más detenciones este fin de semana, en lo que resta del año y durante gran parte del 2009". Proceso lento

El lento paso de las investigaciones, explicó el funcionario, se debe a que la Administración del Seguro Social provee cada semana la verificación de sólo diez nombres de los 1,300 ahora investigados por Cooke y por el fiscal de distrito Ken Buck.

"Y lo único que nos dicen es si el número es válido o ficticio, pero no a quién realmente le pertenece ese número", comentó Buck.

publicidad

La fiscalía y el alguacil del condado Weld incrementaron sus investigaciones sobre robos de identidad tras la redada del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) el 12 de diciembre del 2006 en el frigorífico Swift de Greeley.

En esa ocasión, 262 trabajadores fueron detenidos y luego, en enero del 2007, formalmente acusados de usar documentos que no les pertenecían. Los trabajadores que no fueron condenados a prisión por el crimen de robo de identidad fueron deportados.

¿Piensa usted que la promesa de un debate de reforma migratoria en 2009 frene la planificación y ejecución de redadas de indocumentados? Comente aquí.

Dato desconocido

Buck reconoció que "no se sabe" cuántos de los 1.300 archivos de impuestos incautados en las oficinas de la empresa hispana "contienen números de seguro social inválidos, pero dijo que la fiscalía está trabajando con ICE para que se determine si cada una de esas personas está legalmente en el país.Según Buck, los sospechosos serían indocumentados que "por medios fraudulentos obtenían el número de identificación personal de impuestos (ITIN) del IRS para luego recibir hasta $2 mil de reembolso de impuestos".

Pero, según la página de Internet del IRS, el número ITIN se otorga precisamente para "los extranjeros y para otras personas que tienen que cumplir con la declaración federal de impuestos y que no califican para obtener un número de seguro social". No son elegibles

publicidad

El formulario W-7 del IRS, que se usa para obtener el ITIN, indica que recibir este número no hace que el solicitante sea elegible para reembolsos impositivos.

La discrepancia entre las declaraciones del fiscal Buck y la información oficial del IRS provocó una dura reacción por parte de John Bach, un empresario hispano de Greeley y fundador de Colorado HUG, una organización de ayuda a adolescentes."Este es un claro ejemplo del gobierno federal diciendo una cosa y haciendo otra", declaró Bach.

Decaen esperanzas

Por su parte, Fidel "Butch" Montoya, dirigente de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes, opinó que la referencia del alguacil a que los operativos continuarán en el 2009 "contradice las esperanzas de quienes creían que una nueva administración podría fin a estas redadas".

Para Montoya, resulta "muy problemático que se esté investigando precisamente a personas que quieren cumplir con la ley".

"Más que una investigación es intimidación", expresó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad