publicidad

Inmigración, una prioridad para Hillary

Inmigración, una prioridad para Hillary

De ser electa presidenta, la senadora de Nueva York Hillary Clinton dijo que aprobar una reforma migratoria sería prioridad para su gobierno.

"Aprobar una reforma migratoria completa es lo correcto y es lo que

necesitamos", expresó la ex primera dama, durante su intercambio

telefónico con Eddie "Piolín" Sotelo, quien le manifestó de la

necesidad de legalizar a los más de 12 millones de indocumentados que

viven en Estados Unidos.El popular locutor inició la entrevista agradeciéndole a Clinton el

hecho de que, cuando en junio del año pasado él viajó a Washington para

entregar el más de un millón de cartas que enviaron sus oyentes para

pedir un cambio a las leyes de inmigración, ella fue una de las

miembros del Congreso que lo recibió en la capital estadounidense para

escuchar el punto de vista de los hispanos."Trabajar en una reforma migratoria fue un compromiso que hice entonces y que mantengo", enfatizó Clinton.No obstante señaló que para ser considerado, cualquier plan de reforma

migratoria que se presente ante el Congreso deberá ofrecer una mayor

seguridad para las fronteras y establecer sanciones para los

empleadores que contraten a indocumentados.Por lo que, de ser electa, la senadora de Nueva York prometió

proporcionar "una mayor ayuda a los países del sur" para que puedan

fortalecer sus economías, crear nuevos empleos y de esa forma, evitar

que miles de personas intenten llegar de forma ilegal a Estados Unidos.Clinton apuntó además que si bien la actual administración del

publicidad

presidente George W. Bush el año pasado respaldó la propuesta migratoria que debatió

el Congreso, "lo hizo muy tarde en su mandato". Por lo

que, resaltó -que de ser elegida a la presidencia- la inmigración sería

una de sus prioridades."Yo no voy a esperar hasta tarde en mi presidencia para empezar a

hablar de inmigración", aseguró la abogada de 60 años. "[Bush] trató

muy tarde de hacer cambios... y [la reforma migratoria] nunca recibió

la urgencia que merecía".La esposa del ex presidente Bill Clinton (1993-2001) se comprometió a

"junto con el Congreso, a trabajar para que cambie las leyes, que es lo

que necesitamos".Clinton aprovechó su comparecencia en Piolín por la

Mañana para hacerle un llamado a los residentes legales para que se

hagan ciudadanos de Estados Unidos y participen en el proceso político

del país.

La senadora criticó a la administración Bush por haber "retrasado el proceso de Naturalización". Pero se comprometió que "tan

pronto asuma la presidencia, voy a trabajar para agilizar el proceso"."Hay muchas filas, y a mucha gente se le está negando el privilegio de

hacerse ciudadano", comentó. "Esto tiene que cambiar agilizando los

publicidad

trámites de ciudadanía".Dirigiéndose a los inmigrantes que ya son ciudadanos, Clinton les hizo un llamado

para que se inscriban a votar: "Necesitamos sus voces en las urnas",

puntualizó. "Yo quiero ser su voz en la Casa Blanca, pero primero

necesito su voz con su voto en las elecciones".La entrevista de Clinton en Piolín por la Mañana se llevó a cabo un día

después de que su principal rival demócrata, el senador de Illinois Barack Obama, participara en un diálogo telefónico similar el día

anterior.Al igual que hizo con Obama, Piolín le preguntó a Clinton si

consideraría al senador de Illinois como un posible miembro de su

gabinete, si sale electa a la presidencia.La ex primera dama respondió diciendo que Obama "es una persona

increíblemente talentosa" y que al momento de seleccionar su equipo de

trabajo, sin dudas "buscará a los mejores hombres y mujeres de este

país para formar parte de su gobierno".El momento jocoso del encuentro telefónico ocurrió cuando Piolín trató

de comprometer a Clinton a que acceda a una entrevista en persona en su

estudio en Los Angeles, si logra convertirse en la primera mujer

presidenta de Estados Unidos.Sin embargo, a Piolín le salió el tiro por la culata, pues logró más

que eso. Clinton contestó: "Sí, acepto que me entrevistes en persona en

publicidad

tu estudio... Pero creo que mejor sería invitarte a ti y a tu equipo a

la Casa Blanca para que hagamos el programa en vivo desde Washington".En la actualidad, Clinton encabeza la contienda presidencial demócrata por tener el mayor número de delegados a su favor.Concluídas ya las asambleas preelectorales de Iowa y los comicios

primarios de New Hampshire y Michigan, Clinton se encuentra al frente

de la contienda demócrata con 187 delegados.A la ex primera dama le siguen el senador Obama, con

89 delegados, y el ex senador de Carolina del Norte John Edwards, con

50.No obstante, todavía falta mucho camino por recorrer. Para obtener la

nominación del Partido Demócrata son necesarios un total de 2,025

delegados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad