publicidad

Una protesta impide el traslado de indocumentados a un centro de detención

Una protesta impide el traslado de indocumentados a un centro de detención

Impiden que un grupo de indocumentados detenidos en la frontera sean transferidos a centro de detención.

En California se negaron a recibir a migrantes trasladados desde Texas /Univision

Decenas de manifestantes impidieron el martes que un grupo de 140 inmigrantes indocumentados detenidos en la frontera por la Patrulla Fronteriza fueran transferidos a un centro de detención en Murrieta, California.

Los inmigrantes forman parte de los miles de detenidos por las autoridades de inmigración en lo que va del año fiscal 2014, entre ellos 52 mil niños, según reconoce el gobierno del Presidente Barack Obama.

La mayoría de los 140 indocumentados, quienes viajaban en tres autobuses, eran trasladados a la localidad de Murrieta, norte de San Diego, donde la Guardia Fronteriza tiene una base.

Los manifestantes bloquearon el paso del autobuses con banderas y pancartas donde se leía “Basta inmigración ilegal", “Váyanse a casa”, "Regrésenlos”, “Queremos seguridad”.

 

Los niños migrantes podrían hallar refugio en Dallas /Univision

El conductor se vio obligado a dar media vuelta y a conducir hasta otra dependencia de la Guardia Fronteriza en San Ysidro, cerca de San Diego.

La policía local evitó que el altercado escalara en tensión pero no pudo impedir que la vía quedara cerrada al tránsito de vehículos.

Algunos de los manifestantes pertenecen al colectivo Minuteman, reportó La Voz de América en su página digital. Otros eran defensores de los inmigrantes.

El alcalde de Murrieta, Alan Long, aseguró a los habitantes que el gobierno local y los agentes de la Guardia Fronteriza garantizarían la seguridad de la localidad con la llegada de los indocumentados.

 

Niño migrante de Guatemala muere en el desierto de Texas /Univision

“Murrieta espera que nuestro gobierno haga cumplir las leyes, incluyendo de la deportación de inmigrantes ilegales detenidos al cruzar la frontera y no dispersarlos en nuestras comunidades locales”, dijo Long el lunes.

El suroeste de Estados Unidos vive una crisis migratoria por el fuerte aumento del número de indocumentados en lo que va del año fiscal 2014, que arrancó el 1 de octubre del año pasado.

Durante el año fiscal 2013 el número de detenciones de niños fue de poco más de 24 mil; este año van más de 52 mil.

 

Albergues son una pausa en el camino para migrantes /Univision

La Casa Blanca ha dicho que en los últimos años se registró un incremento del 90% de arrestos de indocumentados en la frontera con México, y que la mayoría de los detenidos son centroamericanos (Honduras, Guatemala y El Salvador).

El elevado número de indocumentados bajo la custodia del gobierno federal desbordó los centros de detención y bases militares en Texas y Arizona. Las autoridades se vieron forzadas en junio a desplazar a inmigrantes a otras dependencias federales.

También miles han sido liberados y entregados a familiares en Estados Unidos con una orden de presentarse ante una corte de inmigración. El gobierno ha dicho que todos los detenidos se encuentran en proceso de deportación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad