publicidad
Una mujer indígena guatemalteca y su hijo cruzan un tramo de la frontera con México rumbo a Estados Unidos para buscar refugio.

ONU advierte nueva crisis de refugiados que huyen de Centroamérica y México

ONU advierte nueva crisis de refugiados que huyen de Centroamérica y México

La violencia rampante los obliga a dejar sus países.

Una mujer indígena guatemalteca y su hijo cruzan un tramo de la frontera...
Una mujer indígena guatemalteca y su hijo cruzan un tramo de la frontera con México rumbo a Estados Unidos para buscar refugio.

Un número cada vez mayor de mujeres centroamericanas y mexicanas están huyendo de sus países a causa de la violencia mortal y descontrolada perpetrada por las pandillas, denunció el miércoles António Guterrez, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).


Agregó que el escape vislumbra el riesgo de una crisis de refugiados inminente en las Américas, y pidió una acción urgente y concertada por parte de los Estados de la región.

“La violencia perpetrada por los grupos delictivos organizados transnacionales en El Salvador, Guatemala, Honduras y en ciertas partes de México se ha vuelto generalizada”, dijo Guterres durante el lanzamiento de un nuevo informe sobre la situación titulado “Women on the Run” (Mujeres en Fuga), en Washington DC.

“Las dramáticas crisis de refugiados que estamos observando en el mundo hoy en día no están limitadas al Medio Oriente o a África”, explicó. “ Estamos viendo cómo otra crisis de refugiados se desarrolla en las Américas”.


Alerta temprana

Guterrez dijo que el informe es una “ alerta temprana para crear conciencia sobre los desafíos que enfrentan las mujeres refugiadas y un llamado a la acción para responder a nivel regional a una crisis de refugiados que se anuncia inminente”.

En junio de 2014 el gobierno de Estados Unidos reconoció una crisis en su frontera sur con México después que la Patrulla detuviera a unos 46,000 niños indocumentados solos cuando intentaban ingresar indocumentados al país, y también una cantidad similar de adultos, incluyendo mujeres.

La mayoría de los detenidos son originarios de Centroamérica y México. A finales de septiembre de 2014 la cifra aumentó a poco más de 68,000.


Medidas preventivas

Guterrez dijo que estaba haciendo un llamado específico a todos los países de Centroamérica y Norteamérica para que reconozcan la creciente situación de refugiados en la región; establezcan capacidades adecuadas en las fronteras para asegurar la identificación de personas en necesidad de protección internacional; y avancen rápidamente hacia un enfoque regional coordinado para afrontar este problema.

Dijo que el objetivo del llamado fue hecho con miras a aumentar el acceso a la protección y las soluciones para los refugiados, y a bordar las causas primarias del desplazamiento forzado.

Durante la crisis de 2014 en Estados Unidos la Administración Obama liberó a poco más del 95% de los detenidos con una orden para presentarse ante una corte de inmigración y que sea un juez quien decida sus futuros en el país.

publicidad

El resto, menos del 5%, fue enviado a centros de detención familiares de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) y al Departamento de Salud y Recursos Humanos, en cumplimiento de una ley de 2008 que prohíbe la deportación inmediata de menores de edad que no provengan de países fronterizos, como México y Canadá.

Mientras organizaciones advierten que los casos enviados a las cortes de inmigración demorarán años en ser resueltos, abogados temen que un alto numero de solicitudes de asilo sean rechazadas porque no en todos los casos los indocumentados tienen acceso a representación legal.

De los poco más de 68,000 niños migrantes detenidos en la frontera en 20...
De los poco más de 68,000 niños migrantes detenidos en la frontera en 2014, más del 95% fueron liberados con una orden para presentarse ante una corte y que un juez de inmigración decida sus futuros en EEUU.

El informe de ACNUR


El estudio “Women on the Run” se basó en entrevistas realizadas a 160 mujeres quienes huyeron recientemente del denominado Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras) y partes de México.

Las entrevistadas describieron detalladamente cómo grupos delictivos armados aterrorizan a la población para establecer el control sobre grandes áreas de estos países y cómo las mujeres, en particular, son víctimas de formas específicas y extremas de violencia de género, explicó ACNUR.

“Todo te afecta, porque allá una mujer no vale nada”, explicó Lana, una de las mujeres entrevistadas para el informe. “Es como si tu vida no tuviera ningún valor. Ellos violan. No hay límites. No existe la autoridad. No hay nadie que los detenga”.

ACNUR dijo que mientras los gobiernos de la región están trabajando para abordar las causas primarias de la violencia, “la gente sigue huyendo”, y señaló que la región ”tiene unas de las tasas de homicidio más altas del mundo, en particular de mujeres”.

También señala que mientras algunas mujeres huyen hacia Estados Unidos, “muchas otras huyen a países vecinos en Centroamérica y México, donde las solicitudes de asilo presentadas por personas que huyen de los tres países del TNC y de partes de México han aumentado de trece veces con respecto a 2008”.

Según el DHS, durante el año fiscal 2015 el número de niños y madres ind...
Según el DHS, durante el año fiscal 2015 el número de niños y madres indocumentados en la frontera disminuyó 46% comnparado con el año fiscal 2014.


Empeora el trato

La semana pasada la organización Human Rights Watch (HRW) denunció que el trato que el gobierno federal brinda a los migrantes indocumentados que detiene en la frontera con México “empeoró en el último año”, y que “ahora tiene la capacidad de detener a familias, niños centroamericanos en su mayoría”.

Clara Long, investigadora de Estados Unidos de HRW, dijo que ahora “hay mas detenciones y continúa la política de deportar rápidamente a la gente sin el respeto al debido proceso, incluso a los centroamericanos que buscan asilo”.

El 16 de octubre del año pasado HRW publicó el informe “‘Aquí no tiene derechos’: Los controles fronterizos en EE.UU. y las devoluciones de centroamericanos al riesgo de sufrir graves daños’” (“‘You Don’t Have Rights Here’: US Border Screening and Returns of Central Americans to Risk of Serious Harm”), donde detalló las políticas y prácticas fronterizas de Estados Unidos que, dijo, ponen a los inmigrantes en peligro de sufrir graves daños en sus países de origen si son deportados porque se les niegan sus casos de asilo o no tienen la oportunidad de presentarse ante una corte de inmigración para contar sus historias.

publicidad

Long dijo que “un año después (de la publicación del primer informe) mantenemos las mismas preocupaciones. Y ahora incluso hay más detenciones de personas que tratan de ingresar por los puertos de entrada buscando asilo”.

“Detienen a gente en los puentes y los aeropuertos. Han aumentado este tipo de arrestos, son más frecuentes las detenciones de quienes vienen a Estados Unidos buscando asilo. Y la detención implica incapacidad para obtener asesoría legal, preparar un caso y proteger derechos; implica más efectos negativos para los que buscan protección”, indicó.

ACNUR dijo que, según datos del Gobierno de Estados Unidos, se consideró que el 82 por ciento de las 16,077 mujeres de estos países que fueron entrevistadas por las autoridades migratorias el año pasado tenían un temor creíble de sufrir persecución o tortura y se les permitió presentar una solicitud de asilo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad