publicidad
.

Obama pidió al Congreso $3,700 millones para la crisis humanitaria en la...

Obama pidió al Congreso $3,700 millones para la crisis humanitaria en la frontera

Obama pidió al Congreso $3,700 millones para la crisis humanitaria en la frontera

El mandatario le pidió al Congreso esa cifra en fondos de emergencia para enfrentar el drama de los niños.

Obama pide 3,700 millones de dólares para la frontera /Univision

El presidente de EEUU, Barack Obama, solicitó hoy al Congreso 3,700 millones de dólares más para hacer frente a la crisis humanitaria generada por la llegada masiva de niños y adultos centroamericanos a la frontera sur, un paso con el que espera llegar a un punto de inflexión en la gestión del asunto.

La petición de fondos de emergencia permitiría aumentar los jueces de inmigración dedicados a la crisis, ampliar la vigilancia fronteriza y ayudar a Centroamérica a lidiar con los adultos y menores repatriados, además de cubrir las necesidades de los más de mil niños de media que llegan al país cada la semana.

publicidad

Informe especial: La Huella Digital: Atrapados en el limbo. Crisis en la frontera

"Urjo al Congreso a actuar rápidamente para considerar esta importante petición", dijo Obama en una carta enviada al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner.

La cantidad solicitada, que asciende a casi el doble de la que se había barajado en un primer momento, forma parte de una estrategia de la Administración para disuadir a las familias de enviar a sus niños a EEUU y acelerar el proceso de deportación en el que entran los que cruzan la frontera.

"Estamos dando pasos para proteger el debido proceso (de los menores), pero también para deportarlos de forma más eficiente", indicó a los periodistas una alta funcionaria estadounidense que pidió el anonimato.

Mientras la Casa Blanca espera a que el Congreso conceda más autoridad al secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, para acelerar las deportaciones, los fondos anunciados hoy se centran fundamentalmente en aumentar la seguridad para evitar la llegada de los niños y reforzar la estructura de respuesta a la crisis.

Según la Casa Blanca, la petición de fondos incluye:

   - $1,533 millones para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS);

   - $1,800 millones para el Departamento de Salud y Servicios Humanos;

   - $300 millones para el Departamento de Estado; y,

publicidad

   - $64 millones para el Departamento de Justicia.

 

Las impactantes historias de los niños migrantes /Univision

La mayor cantidad, los 1,800 millones, se destinará a aumentar las instalaciones y los recursos para acoger a los niños, cuya constante llegada ha obligado al Departamento de Salud y Servicios Humanos a improvisar centros de detención en todo el país.

Los 1,533 millones de dólares para seguridad incluyen 1,100 millones para la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), y estarán dedicados a acelerar la deportación de los adultos que en algunos casos acompañan a los niños inmigrantes, generar "alternativas a la detención" de los menores y aumentar la presencia de agentes de control fronterizo en Guatemala, El Salvador y Honduras.

Los 433 millones de dólares restantes irán a la Agencia de Protección de Fronteras y Aduanas (CBP, en inglés), entre ellos más de 39 millones para aumentar la vigilancia aérea en la frontera contra los "coyotes" que trafican con niños, y 364 millones para pagar los gastos extra que supone la crisis para la Patrulla Fronteriza.

publicidad

Los fondos para el Departamento de Estado incluyen 295 millones para "reintegrar" a los emigrantes deportados en Centroamérica, ayudar a los Gobiernos de la región a "controlar mejor sus fronteras" y para combatir "las causas de raíz que llevan a la migración", como la pobreza y la inseguridad.

Jeh Johnson habló sobre acelerar las deportaciones /Univision

Los Gobiernos de Honduras, El Salvador y Guatemala deberán demostrar que han hecho "avances" en esos objetivos para que la ayuda autorizada para el año fiscal 2014 continúe una vez concluido ese periodo, indicó la Casa Blanca.

Además, el Departamento de Estado obtendría 5 millones de dólares para ampliar el alcance de las campañas de publicidad contra la emigración que EEUU ha puesto en marcha en Honduras, El Salvador y Guatemala, y respaldar programas de apoyo a jóvenes con el fin de prevenir que abandonen el país.

Por último, el Departamento de Justicia recibiría 64 millones para contratar a unos 40 equipos más de jueces de inmigración y aumentar los servicios de representación legal para los niños.

publicidad

Según datos del Gobierno, ya suman más de 52,000 los niños detenidos en los últimos 9 meses tras entrar al país, cifra que podría llegar a 90 mil a final de año. A eso se suman los 39,000 adultos acompañados de niños detenidos por las autoridades.

Desde el pasado septiembre y hasta ahora, las autoridades estadounidenses han deportado a más de 87,000 inmigrantes a Centroamérica, aunque se desconoce cuántos de ellos son niños, según fuentes de la Casa Blanca.

La agencia española Efe dijo que un portavoz del presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, dijo que el Comité de Gastos y el grupo de trabajo sobre la crisis en la frontera "revisarán la propuesta de la Casa Blanca".

"El presidente de la Cámara Baja todavía apoya desplegar a la Guardia Nacional para proporcionar apoyo humanitario en las áreas afectadas, algo que esta propuesta no incluye", dijo a los periodistas el portavoz de Boehner, Michael Steel.

En la petición, la Administración dijo que bajo la dirección del Presidente continúa trabajando de cerca con “nuestros socios mexicanos y centroamericanos para abordar las causas profundas de este problema, detener el flujo de los adultos y los niños no acompañados a Estados Unidos, y ampliar la capacidad para recibir y reintegrar a los emigrantes repatriados”.

publicidad

En junio, la Casa Blanca anunció un programa piloto para darle asistencia legal gratis a niños detenidos en la frontera. El plan será activado en 28 ciudades y tiene como objetivo permitir que se cumpla el debido proceso.

La Casa Blanca dijo que los fondos solicitados al Congreso el martes permitirán disuadir la migración con el aumento de las detenciones y la deportación de los adultos, además de aumentar la capacidad de respuesta de las cortes de inmigración.

Con información de EFE

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad