publicidad
La crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos puso al gobierno de Washington en aprietos.

Encuesta revela que la mayoría en EEUU desea deportaciones aceleradas de menores

Encuesta revela que la mayoría en EEUU desea deportaciones aceleradas de menores

Encuesta revela que la mayoría en EEUU favorece la deportación rápida de niños migrantes en la frontera.

La crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos puso al gobie...
La crisis humanitaria en la frontera sur de Estados Unidos puso al gobierno de Washington en aprietos.

Una encuesta reveló que la mayoría de los estadounidenses favorece la deportación inmediata de los miles de menores que han sido detenidos por la Patrulla Fronteriza en la frontera suroeste.

publicidad

Interactivo. La Huella Digital: Atrapados en el limbo

El sondeo, realizado por la firma especializada Rasmussen Reports y que fue publicado el domingo, también mostró que la mayoría de los encuestados cree que la crisis humanitaria fue provocada por el presidente Barack Obama.

El estudio, hecho entre 1,000 personas, revela que el 52% de los consultados desea que los menores migrantes sean regresados "lo más rápido posible" a sus hogares en Centroamérica.

Un 38% dijo que se deben procesar para determinar si pueden quedarse, mientras el 53% sugiere que los países de donde proceden los menores, principalmente Guatemala, Honduras y El Salvador, paguen a Estados Unidos por "el costo de manejar esta situación".

Jeh Johnson habló sobre acelerar las deportaciones Univision

En lo que va del año fiscal 2014 más de 52 mil menores han sido detenidos por las autoridades migratorias cuando intentaban entrar indocumentados al país. El gobierno ha reiterado que todos los menores se encuentran en proceso de deportación.

La encuesta Rasmussen Reorts también mostró que el 46% de los posibles votantes piensan que la Administración Obama, a través de sus declaraciones y políticas, ha animado el éxodo de indocumentados en la frontera. Un 31% de los encuestados no está de acuerdo y un 23% afirmó no estar seguro.

La semana pasada Obama le pidió al Congreso cambiar una ley de 2008 para acelerar la deportación de los niños que llegan a la frontera.

En una carta dirigida a los líderes de ambas cámaras, el mandatario dijo que para actuar con celeridad es necesario cambiar una ley de 2008, que exige que la Patrulla Fronteriza entregue al Departamento de Salud a aquellos niños indocumentados que crucen la frontera y cuyo país de origen no comparta frontera con Estados Unidos en lugar de deportarlos de inmediato.

Las impactantes historias de los niños migrantes Univision

La Administración le pide al Congreso que permita tratar a los menores de Centroamérica de forma similar a como se trata a los niños de México, quienes son repatriados una vez son detenidos en la frontera cuando tratan de ingresar sin papeles.

El gobierno asegura que, de cambiar la ley, seguirá examinando cualquier petición humanitaria relacionada con cada uno de los niños y garantizará que los países donde se va a devolver a los menores tengan mecanismos apropiados activos para poder repatriar y reintegrar a los niños de forma segura.

La ley que el gobierno quiere que se cambie es conocida como TVPRA (siglas de Ley de Reautorización de Protección de las Víctimas de Tráfico de Personas), y se firmó cuando el número de niños que llegaban a la frontera no sobrepasaba los 5 mil cada año.

publicidad

Pero activistas han mostrado su preocupación por el efecto que puede tener cambiar una ley diseñada para proteger a niños que pueden ser víctimas de tráfico de personas y otros abusos, dijo la agencia Efe.

Una joven hondureña de 17 años enfrentó grandes peligros para cruzar la frontera Univision

"Esto es una completa devastación del debido proceso para los miembros más vulnerables de nuestra comunidad", indicó una analista de inmigración del grupo de libertades civiles ACLU, Ruthie Epstein, al diario USA Today.

A los 52 mil menores detenidos en la frontera en el curso de 2014 se suman unos 39 adultos acompañados de niños detenidos por las autoridades.

El gobierno de Obama se ha visto obligado a habilitar temporalmente varios albergues para enviar a los menores detenidos. También ha movilizado jueces de las cortes de inmigración para atender cada caso y decidir el futuro migratorio de los miles de detenidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad