publicidad

Infección en la piel de tus hijos

Infección en la piel de tus hijos

Con el regreso a clases los niños están expuestos a serias infección de la piel, pero con higiene puedes prevenirlas.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) instan a los padres a aprender a identificar esta infección de la piel, causada por la bacteria estafilococos "aureus" resistente a la meticilina y que en ocasiones puede ser fatal."Reconocer los signos y recibir tratamiento en la fase temprana de la infección en la piel reduce las posibilidades de que se convierta en una infección severa y se extienda", señaló Rachel Gorwitz, pediatra y epidemióloga de los CDC, en un comunicado.Si bien hasta hace poco tiempo era común contraer esta enfermedad en hospitales, recientemente se ha convertido en una de las causas más comunes de infecciones de la piel, de acuerdo con los CDC.Según cifras de la entidad, cada año se diagnostican cerca de 12 millones de infecciones de la piel en Estados Unidos y más de la mitad son ocasionadas por la bacteria estafilococos "aureus" resistente a la meticilina.En la mayoría de los casos, este tipo de infecciones provoca pequeñas vejigas o inflamaciones de color rojizo, que pueden causar dolor y tener pus o estar acompañadas de fiebre, de acuerdo con los CDC.Estas ampollas suelen presentarse en lugares donde ha habido alguna lesión o herida previa en la piel o en sitios cubiertos de pelo, como la parte de atrás del cuello, la ingle, las axilas o la barba en los hombres, aseguran.En algunos casos este tipo de infecciones pueden desencadenar otras más graves, como neumonía o infecciones en la sangre o en los huesos, aunque cuando son potencialmente mortales suelen estar asociadas a entornos médicos.La MRSA comúnmente se transmite a través de contacto directo con el área infectada o con objetos o superficies que han tocado personas que tienen la infección, como vendas usadas o toallas para bañarse, advierten los CDC.Las autoridades sanitarias aseguran que entre los factores que facilitan la transmisión de la enfermedad se encuentra el contacto frecuente de piel a piel, las lesiones en la piel y los objetos o superficies contaminadas.Con el objetivo de disminuir los riesgos de contagio, los CDC recomiendan adoptar algunas medidas de higiene básicas.Como primer paso, los CDC recomiendan lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol, así como darse una ducha inmediatamente después de participar en actividades en las que se tenga contacto directo, como el ejercicio o los deportes.También aconsejan colocar una toalla sobre los equipos de ejercicios que se comparten con otras personas en gimnasios o sitios públicos para evitar el contagio.Además, las autoridades recomiendan cubrir cualquier cortadura o excoriación en la piel con vendas secas y limpias para que éstas no se infecten.Por último, los expertos de CDC advierten sobre los riesgos de compartir artículos de uso personal que estén en contacto directo con lesiones en la piel, como las toallas y las rasuradoras o máquinas de afeitar.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad