publicidad
El gobernador de Carolina del Norte Pat McCrory (republicano).

México preocupado por ley que prohíbe matrículas consulares en Carolina del Norte

México preocupado por ley que prohíbe matrículas consulares en Carolina del Norte

El 1 de octubre entra en vigor en Carolina del Norte ley que prohibe las matriculas consulares y las ciudades santuario.

El gobernador de Carolina del Norte Pat McCrory (republicano).
El gobernador de Carolina del Norte Pat McCrory (republicano).

México expresó su preocupación por la promulgación el miércoles de la Ley HB 318 en Carolina del Norte que prohíbe las matriculas consulares.


La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) dijo en un comunicado que la entrada en vigor de la ley, a partir del 1 de octubre, pudiera ocasionar “preocupación” a la comunidad mexicana en Carolina del Norte.

La HB 318 fue firmada por el gobernador republicano Pat McCrory tras varias semanas de protestas en varias ciudades del estado.

La medida contempla, entre otras disposiciones, prohibir la aceptación de la matrícula consular como forma de identificación segura ante las oficinas de Gobierno y autoridades estatales.

"El Gobierno de México lamenta la aprobación de dicha ley, ya que la prohibición de aceptar la matrícula consular se basa en una evaluación sin fundamento en torno al proceso de emisión de este documento de identificación, sin considerar las sólidas medidas de seguridad que le caracterizan, ni la utilidad que tiene para numerosas entidades policiacas, públicas y privadas", apuntó.

Doble discurso

La SRE recordó que el Departamento de Seguridad Pública de Carolina del Norte, en un estudio publicado en mayo de 2014, determinó que "prohibir el uso de la matrícula consular podría tener un efecto negativo para el sistema judicial" del estado.

publicidad

Dicho estudio señala que para jueces y otros funcionarios encargados de impartición de justicia resulta importante conocer la identidad de las personas residentes en el estado, y consideró ejemplares las medidas de seguridad contenidas en la matrícula consular expedida por el Gobierno de México.

La cancillería indicó que las matrículas se emiten con fundamento en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, de la cual son parte tanto México como Estados Unidos, y que su uso permite a la población mexicana contar con un medio de identificación confiable, que sigue siendo aceptado por instituciones financieras, así como por diversas autoridades federales.

Clima de miedo

La matricula consular se había convertido en un documento confiable tanto para los portadores de la credencial como para las policías.

“Pero a partir del 1 de octubre no será así”, dijo a Univision Noticias Jessica Contreras, una activista latina de Carolina del Norte. “La promulgación de la ley HB 318 es un paso atrás en muchas maneras, pero al mismo tiempo nuestra comunidad se está uniendo y vamos a luchar para que no pasen nuevas leyes antiinmigrantes”.

“La respuesta que estamos viendo es de miedo. La gente no va a salir como antes a la calle, está pensando qué papeles va a llegar consigo. Esta ley que firmó el gobernador McCrory la hicieron para atacar a la comunidad inmigrante”.

publicidad

Contreras dijo que en Carolina del Norte se batalló para conseguir una identificación válida “y la seguiremos buscando”.

Pasaporte en mano

A la pregunta respecto a qué forma de identificación recomiendan para la población indocumentada del estado, mencionó el “pasaporte” válido emitido por el Consulado mexicano o cualquier otro consulado, y que las organizaciones “estamos detrás de una identificación municipal o algo que acepte la policía”.

“Por lo que estamos leyendo, en ninguna parte de la HB 318 se dice que la policía tiene derecho a pedir estatus migratorio”, dijo, pero advirtió que tampoco lo prohíbe.

El consulado mexicano en Raleigh dijo que seguirá adelante con el programa Consulado sobre Ruedas y Consulado Móvil para extender matrículas consulares de alta seguridad, así como pasaportes a nacionales mexicanos, a sus connacionales en Carolina del Norte.

La SRE añadió que el consulado desplegará una amplia campaña informativa a fin de que la comunidad migrante conozca los alcances precisos de la ley HB 318 y evitar que sea víctima de abusos.

Legislación dura

La ley HB 318 es la más severa de los últimos años en contra de los 350,000 inmigrantes indocumentados que se calcula residen en el estado.

También veta las denominadas "ciudades santuario", que limitan la cooperación de sus departamentos policiales con las autoridades migratorias, y amplía el uso del sistema E-Verify, que verifica las autorizaciones para trabajar en el país.

publicidad

Lacey Williams de la Coalición Latinoamericana de Charlotte dijo que "el gobernador ha firmado la ley más antiinmigrante de la historia reciente del estado".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad