publicidad
Las temperaturas en el desierto de Arizona han caído a los cero grados centígrados.

Frío extremo pone en riesgo a inmigrantes que cruzan el desierto de Arizona

Frío extremo pone en riesgo a inmigrantes que cruzan el desierto de Arizona

Podrían sufrir de hipotermia y deshidratación

Las temperaturas en el desierto de Arizona han caído a los cero grados c...
Las temperaturas en el desierto de Arizona han caído a los cero grados centígrados.

Las autoridades de Arizona emitieron una alerta debido al intenso frío que azota el sur del estado en los últimos, y que en algunas áreas del desierto, lugar de tránsito de inmigrantes indocumentados, la temperatura se ha llegado a situar a cero grados centígrados.

"Las temperaturas siempre son un factor que hace que las condiciones del cuerpo cambien y los contrabandistas que traen a los inmigrantes ilegalmente a Estados Unidos los ponen en condiciones extremas", dijo Vicente Paco, vocero de la Patrulla Fronteriza en el sector Tucson.

Paco explicó que los inmigrantes siempre se hallan en riesgo de caer en los engaños de los contrabandistas, quienes les mienten al decirles que caminaran poco mientras los trasladan por terrenos donde los recursos son limitados.

"Cuando caminan y el cuerpo consume energía pueden sufrir de hipotermia. También pueden sufrir de deshidratación, porque para cubrirse del frío se abrigan mucho y piensan que porque no les da sed el cuerpo no ocupa agua", indicó el portavoz de la agencia de seguridad.

Las alertas emitidas por las autoridades locales, que se han enfocado en el sur del estado, un lugar habitual para el paso de indocumentados, ha generado preocupación en las organizaciones que ayudan a los inmigrantes.

"Con este frío, no es raro que los migrantes sufran los efectos de la hipotermia. Mientras que la mayoría de los que mueren cada año mueren por exposición al calor, el frío puede causar el problema opuesto", dijo Robin Reineke, directora del Centro de Derechos Humanos Colibrí.

publicidad

Con las bajas temperaturas, las montañas al oeste de Tucson se cubren de hielo y los traficantes envían a los inmigrantes a través de áreas remotas para evadir los controles de las autoridades migratorias, exponiendo sus vidas aún más, de acuerdo a activistas.

"Siempre el verano ha sido el mayor peligro, pero en estos últimos años las circunstancias cambiaron. Estamos viendo un nivel de muertes más alto en invierno de los que habíamos visto antes", señaló Juanita Molina, directora de la organización Fronteras Compasivas.

Agregó que en el desierto las temperaturas son más extremas y en invierno la falta de agua, unido a los problemas que surgen mientras están cruzando, son factores determinantes en la vida de los inmigrantes. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad