publicidad
Greg Abbott, gobernador de Texas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, quiere ley que elimine las ciudades santuario

El gobernador de Texas, Greg Abbott, quiere ley que elimine las ciudades santuario

El gobernador de Texas quiere prohibir las ciudades santuario, pero no ahora sino en el 2017

Greg Abbott, gobernador de Texas.
Greg Abbott, gobernador de Texas.

El gobernador de Texas, Greg Abbott (republicano) pidió una ley de ciudades santuario en Texas, su pronunciamiento más público sobre el polémico problema de la inmigración desde que asumió el cargo tras ganar las elecciones en noviembre de 2014.


Abbott dijo el lunes que el estado debe prohibir políticas que "promuevan santuarios para la gente que vive ilegalmente en este estado".


Su portavoz, John Wittman confirmó que Abbott quiere que la legislatura, controlada por los republicanos, aborde el tema pero en el año 2017.


"Ciudades santuario" no tiene un significado legal. Se utiliza típicamente para describir a los gobiernos locales que prohíben a la policía preguntar a las personas sobre su estado inmigratorio.


La postura de Abbott es sorprendente, pues ha evitado mayormente asumir una posición clara en un tema que irrita a los demócratas y al que se oponen los policías en algunos de los condados más grandes de Texas.


Los republicanos propusieron una ley de "ciudades santuario" desde 2011 pero han fracasado repetidamente a pesar de una abrumadora mayoría conservadora.


Acción Ejecutiva


El pedido de Abbott no es el primer ataque directo contra la inmigración indocumentada. En diciembre del año pasado encabezó una demanda contra la Acción Ejecutiva que el presidente Barack Obama anunció el 20 de noviembre que ampara de la deportación a unos 5 millones de inmigrantes indocumentados.

publicidad


El planteamiento de Abbott, que fue seguido por otros 25 estados, señala que Obama se extralimitó en su poder ejecutivo al frenar deportaciones y que la medida viola la Constitución.


El 16 de febrero un juez federal de Texas detuvo la entrada en vigor de la medida porque el gobierno no publicó previamente el reglamento de la Acción Ejecutiva para recibir comentario público. En junio una corte de apelaciones de Nueva Orleans ratificó el fallo cautelar y revisa la demanda en su conjunto.


Los republicanos se oponen a que el gobierno conceda cualquier tipo de beneficio a los indocumentados y en el Congreso tienen detenido el debate de una reforma migratoria.


San Francisco no cambia


La solicitud de Abbott se conoce en momentos que la Junta de Supervisores de San Francisco, California, acordó mantener lo que ha sido una política desde 1989 cuando se le denominó “ciudad de refugio”, al dar la bienvenida y protección a los inmigrantes.


En los últimos meses la ciudad se ha visto bajo fuerte presión para eliminar esa política luego de que un inmigrante indocumentado aparentemente asesinó a una ciudadana estadounidense cuando ésta se encontraba con su padre en el muelle.


La muerte de la mujer, Kate Steinle, de 32 años, motivó que grupos conservadores locales y nacionales condenaran políticas migratorias de ciudades santuario.


El hombre acusado de dar muerte a Steinle, el mexicano Juan Francisco López Sánchez, había sido deportado en cinco ocasiones y tenía unas semanas de haber salido de prisión por cargos de drogas cuando ocurrió el crimen.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad