publicidad
Benjamin Wagner, fiscal federal del Distrito Este de California

Autoridades buscan a más inmigrantes estafados en California

Autoridades buscan a más inmigrantes estafados en California

Intentan localizar a otras víctimas de un engaño con el que se prometía la ciudadanía estadounidense por vía de la adopción, por mucho dinero.

Benjamin Wagner, fiscal federal del Distrito Este de California
Benjamin Wagner, fiscal federal del Distrito Este de California

Las autoridades federales de California continúan buscando a más afectados de un delito de estafa a inmigrantes, por el que ha sido detenido el director de una organización que prometía a indocumentados adultos su legalización a través de la adopción de un ciudadano estadounidense.

El pasado jueves, Helaman Hansen, director de la organización Americans Helping America (AHA), fue arrestado en Sacramento, capital de California, y ahora enfrenta más de dos decenas de cargos en su contra por un delito de fraude a indocumentados y estadounidenses, al prometer residencia permanente a inmigrantes adultos por medio de un proceso de adopción.

Helaman Hansen, acusado de defraudar a inmigrantes indocumentados, compareció en la corte Medio Tiempo

"Daban la ilusión de legitimidad mediante la adopción de adultos en las cortes superiores de California. (La adopción de adultos) es un proceso legal, pero que no da beneficios migratorios", señaló Joseph LaCome, abogado que representa a varias víctimas.

De acuerdo con la acusación, los afectados de este fraude suman cerca de 500 personas y las estafas se sucedieron entre 2012 y 2016, años en los que Hansen y Americans Helping America ofrecían a indocumentados a inscribirse en el "Programa de Migración" de esta organización, con miras a ser adoptados por un ciudadano estadounidense.

Según documentos judiciales, las cuotas exigidas se iniciaban con un monto de 150 dólares y podían llegar luego hasta más de 10,000 dólares.

publicidad

"En la acusación formal se alega un tipo de fraude particularmente depredador y manipulador, que se aprovecha de las esperanzas y los sueños de los inmigrantes indocumentados para cobrar tarifas basadas en falsas promesas", señaló el fiscal federal Benjamín Wagner.

El fiscal insistió que "la adopción de un indocumentado adulto no es una vía legítima hacia la ciudadanía estadounidense" y reconoció que el modelo de estafa es "inédito", y por ello el engaño se extendió hasta las cortes de inmigración, en donde fueron tramitados algunos expedientes de adopción.

"Los jueces de los tribunales superiores no tienen la culpa, se les hizo creer que las adopciones fueron hechas por razones auténticas, basadas en lo que les dijo la AHA y las víctimas" indicó LaCome.

Las adopciones de adultos es un proceso legal y por lo general se realizan para tramites de herencias y testamentos.

Según el abogado Fernando Romo, la ley de inmigración estipula que un indocumentado puede obtener un beneficio migratorio por la vía de la adopción, siempre y cuando el proceso concluya antes de que el inmigrante cumpla 16 años, cuando aún es un adolescente, y así sus padres puedan presentar una petición familiar a su favor.

LaCome recordó que otros de los afectados por esta estafa fueron los ciudadanos estadounidenses que realizaron las adopciones, que en algunos casos, movidos por la buena fe, lo hicieron hasta con cuatro indocumentados, a fin de ayudarlos con sus procesos de legalización.

publicidad

De ser declarado culpable, Hansen enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión y una multa de 250,000 dólares.

A juicio de LaCome, hay pocas probabilidades de que los inmigrantes logren recobrar el dinero invertido, y que en total podría sobrepasar el medio millón de dólares.

Lea también:


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad