publicidad

Indocumentados podrían ingresar a mejores universidades en Texas

Indocumentados podrían ingresar a mejores universidades en Texas

Legislativo de Texas debate esta semana una propuesta que modificaría una ley que beneficiaría a estudiantes indocumentados.

Indocumentados podrían ingresar a mejores universidades en Texas 7973e03...

Tema en debate

AUSTIN.- El Legislativo de Texas debate esta semana una propuesta que modificaría una ley que otorga a los estudiantes la oportunidad de ingresar directamente a las mejores universidades del estado sin importar su condición migratoria.

Actualmente, las universidades estatales aceptan de forma automática al 10 por ciento de los estudiantes del último año de secundaria con las mejores calificaciones de su plantel.

Esa ley, que sólo garantiza la admisión universitaria, fue aprobada en 1996 pero ha sido en las dos últimas sesiones legislativas que varios proyectos legislativos han amenazado con hacerle cambios.

Para este año un anteproyecto presentado por la senadora estatal Florence Shapiro (R-Plano), actual presidenta del comité de educación superior del Senado de Texas, plantea algunas modificaciones a esa ley.

publicidad

De acuerdo con Shapiro, la actual legislación no promueve la diversidad como se creó en un principio sino que genera un círculo vicioso que perjudica a las universidades.

"Bajo esta ley, las universidades están obligadas a cederle el cupo de admisión a estos estudiantes y si sigue así, dentro de cuatro años el 100 por ciento de algunos centros superiores contarán con el 100 por ciento de estos alumnos", dijo Shapiro en un comunicado de prensa.

Según la legisladora, la más afectada es la Universidad de Texas en Austin, donde el 81 por ciento de los alumnos del primer año son estudiantes que ingresaron a través de la legislación vigente.

Hay oposición

Uno de los más fuertes detractores de Shapiro es el legislador hispano Roberto Alonzo (D-Dallas), miembro del comité de educación de la Cámara de Representantes.

Para Alonzo, la llamada "Ley del 10 por ciento" le da la oportunidad a los estudiantes de bajos recursos a ingresar a universidades cuya admisión era reservada a ciertos alumnos.

"El propósito original es también el de garantizar oportunidades universitarias a estudiantes que carezcan de legalidad en su estatus migratorio", sostuvo Alonzo en entrevista con EFE.

"Son ellos (los indocumentados) lo que abandonan año tras año los sueños de una carrera universitaria porque no tienen la dirección y ayuda necesarios para continuar hasta convertirse en profesionales", agregó.

publicidad

La ley de 1996 no otorga al estudiante ayuda financiera para el costo de las matrículas.

Para Luis Figueroa, dirigente con el Fondo México-Americano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF, en inglés), se trata de una ley básica que impulsa la igualdad de derechos para todos los universitarios.

"Lo único que tienen que hacer estos estudiantes de bajos recursos o indocumentados es pagar la misma cantidad de colegiatura que se le exige a un ciudadano o residente de este país", añadió Figueroa.

Pero Shapiro insiste en que la admisión a las universidades públicas debería basarse además en ciertos criterios como evaluación académica en otros exámenes estatales o con ciertos talentos y otros aspectos relevantes.

"Hay muchos atletas por ejemplo que no se encuentran dentro del 10 por ciento académico y no pueden ingresar porque el cupo está militado", aseguró Shapiro.

Para el senador Royce West (D-Dallas), la actual ley es la mejor herramienta porque favorece la diversidad cultural de la población universitaria del estado por primera vez en la historia.

"Si aprobamos la propuesta de Shapiro, me temo que el número de estudiantes de otras etnias y razas empiece a disminuir", subrayó.

El proyecto de ley en mención se discutirá esta semana en el Senado de Texas antes de pasar a la Cámara de Representantes.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad