publicidad
.

¿Cómo debo actuar si me insultan o se ríen de mí por ser hispano? logo-n...

Cómo actuar si sufres un incidente de odio

¿Cómo debo actuar si me insultan o se ríen de mí por ser hispano?

¿Cómo debo actuar si me insultan o se ríen de mí por ser hispano?

Un incidente de odio no llega a considerarse un crimen y, por tanto, es complejo iniciar un proceso legal. Sin embargo, hay medidas que puedes tomar para defenderte de estos episodios.

Cómo actuar si sufres un incidente de odio
Cómo actuar si sufres un incidente de odio

Un incidente de odio es un acto contra una persona por razón de raza, nacionalidad, religión, género, discapacidad u orientación sexual. La diferencia entre un incidente y un crimen de odio es que el incidente no llega a considerarse un acto criminal, lo que dificulta emprender una acción legal.

publicidad

"A menos de que estés en un lugar de trabajo o en un lugar público, eres libre de ser racista en Estados Unidos", dice David Barkey, de Anti Defamation League, una asociación cuya misión es prevenir el antisemitismo y otras formas de intolerancia. "Es un derecho de la Primera Enmienda", añade.

Tampoco existe una definición formal para los incidentes de odio y, por lo tanto, la contabilización de estos episodios es más compleja. Pero eso no los hace menos traumáticos para quienes los sufren.

El uso de insultos, lenguaje ofensivo, bromas racistas, comentarios despectivos, por ejemplo, suelen clasificarse como incidentes de odio. Incluso el acoso, el bullying o la intimidación, dependiendo de intensidad, también pueden serlo. Cuando las palabras amenazan con violencia, o cuando un graffiti motivado por el odio daña o destruye la propiedad, pueden aplicarse las leyes por delitos de odio.

Esto es lo que puedes hacer si experimentas uno de estos episodios.

¿Qué pasos debo seguir?

  • No importa la gravedad que tengan: los incidentes de odio deben ser reportados a la policía local.
  • La ley puede ser usada en ciertos casos, dependiendo del lugar donde ocurrió el incidente y el impacto que tuvo sobre la víctima.
  • En espacios públicos como la calle es complejo emprender una acción legal. La protección comienza cuando el incidente ocurre en un lugar "protegido" por la ley, tal como una escuela o tu lugar de trabajo. "Hay una gran diferencia entre hacer un comentario racista a alguien en la calle y en un lugar de trabajo, un restaurante, un teatro, o un apartamento", dice Barkey.
  • Si crees que puedes emprender un caso legal por el incidente de odio, comunícate con un abogado.
  • Considera compartir tu historia con un medio de comunicación, como Univision, o con organizaciones que rastrean incidentes de odio, como el Southern Poverty Law Center.
  • Si eres testigo de uno de estos episodios en un lugar público, hay pasos concretos que puedes tomar para cuidar a la víctima: acercarte a ella y hacerle saber que no está sola, ignorar al agresor y no enfrentarse directamente con él, buscar ayuda y grabar el incidente.
  • En algunos estados, las "leyes de alojamiento público" prohíben que se te niegue el acceso a negocios o lugares públicos, que recibas un servicio deficiente o de menor calidad por razones de raza, género, ascendencia y religión. Sin embargo, cinco estados (Alabama, Georgia, Mississippi, Carolina del Norte y Texas) no cuentan con este tipo de regulación.

Vea También:

Morir tras cruzar la frontera: el condado más letal para los indocumentados

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad