publicidad

Inauguran en Texas el mayor centro de detención del país

Inauguran en Texas el mayor centro de detención del país

Ante la posible llegada de más migrantes, las autoridades abrieron el mayor centro de detención del país en la comunidad de Dilley, Texas.

Abren nuevo centro de detención en Texas San Antonio: KWEX

Ante la posible llegada de otra ola de niños y familias migrantes, las autoridades han preparado un nuevo centro de detención, que será el más grande de todo el país, según reporta AP.

Para este nuevo centro se utilizó un antiguo campamento de trabajadores petroleros, el cual se ha acondicionado para dar albergue a las familias que puedan llegar de Centroamérica.

Es en la comunidad de Dilley, al sur de San Antonio, donde se encuentran las facilidades de este centro, las cuales se extienden en un área de 50 acres. Para dar alojo a los migrantes, se instalaron 80 cabañas, las cuales cuentan con dos habitaciones y un baño; las pequeñas casas, además, se comunican a través de caminos de tierra y césped.

Asimismo, las cabañas incluyen literas y cunas tipo jaula, estas últimas hasta con cupo para ocho niños, una pantalla plana de televisión y una cocina, aunque está prohibida la preparación de alimentos para impedir incendios. También se cuenta con una cafetería que está abierta 12 horas al día y proporciona bocadillos las 24 horas.

El lugar cuenta también con atención médica, asesores, salones de clases rodantes, bibliotecas, acceso a correo electrónico, una cancha de baloncesto y parques infantiles, todo esto para mostrar la parte amable de la detención migratoria, detalla AP.

Dadas estas condiciones, la detención de una familia tendría un costo diario de $296 por persona, según el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

publicidad

Los primeros 30 migrantes comenzarán a llegar en las próximas semanas, y las cabañas alojarán por lo pronto a 480 personas, sin embargo, se espera que el cupo se amplíe hacia mediados del 2015 para dar cabida a cerca de 2,400 migrantes.

Sin embargo, la construcción de este nuevo centro ha puesto en alerta a los defensores de los migrantes, quienes aseguran que estos niños y familias llegan al país huyendo de la violencia que hay en sus países, por lo que deberían ser dejados en libertad y entregados a los parientes que tengan en Estados Unidos, en lugar de ser encerrados en un centro de detención, informa The Associated Press.

No obstante, ICE aseguró que 70% de las familias migrantes dejadas en libertad jamás se presentaron a las citas de seguimiento, razón que motivó en parte la ampliación de los centros de detención.

Además, a pesar de la acción ejecutiva anunciada por el presidente Barack Obama, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, aseguró que la deportación será una medida prioritaria contra los migrantes que hayan cruzado hacia el país ilegalmente durante año.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad