publicidad
Si requieres ayuda en tus impuestos, asegúrate de pedirla a la persona indicada.

Elige cuidadosamente a tu preparador de impuestos

Elige cuidadosamente a tu preparador de impuestos

Cada año, algunos contribuyentes se ven afectados porque escogen al preparador de impuestos incorrecto.

Si requieres ayuda en tus impuestos, asegúrate de pedirla a la persona i...
Si requieres ayuda en tus impuestos, asegúrate de pedirla a la persona indicada.

Más de la mitad de los contribuyentes contratan a un profesional cuando llega el momento de presentar su declaración de impuestos. Aún si no preparas tu propio Formulario 1040, tú eres legalmente responsable por lo que aparece en el formulario.

Le confías tu información más personal a un preparador de impuestos. Ellos saben sobre tu matrimonio, tus ingresos, tus hijos y tu número de seguro social. Es decir, conocen todos los detalles confidenciales sobre tus finanzas. Si le pagas a alguien para que prepare tu declaración de impuestos, el IRS te exhorta que elijas a una persona cuidadosamente. Para hacerlo, tómate el tiempo para entender algunas cosas esenciales.

La mayoría de los preparadores de impuestos proveen un servicio excepcional. Sin embargo, cada año, algunos contribuyentes se ven afectados porque escogen al preparador de impuestos incorrecto. Contribuyentes con buenas intenciones pueden ser engañados por preparadores que no entienden la ley de impuestos o que incitan a los contribuyentes a tomar créditos y deducciones a los cuales no tienen derecho. Esto lo hacen para poder cobrar una cuota más alta. Cada año, estos tipos de preparadores de impuestos reciben multas y hasta van a la cárcel por fraude a sus clientes.

publicidad

Aquí hay algunos consejos que debes tener en cuenta al elegir un preparador de impuestos:

Asegúrate de que el preparador tiene un número de identificación de preparador de impuestos o PTIN, por sus siglas en inglés. Cualquier persona con un número PTIN del 2015 está autorizada para preparar declaraciones de impuestos federales. Sin embargo, los preparadores de impuestos tienen diferentes niveles de preparación, educación y experiencia. Una diferencia importante en los tipos de preparadores es el “derecho de representación”. Puedes ver más sobre los diferentes tipos de preparadores de declaraciones de impuestos en IRS.gov/chooseataxpro (en inglés).

Pregúntale al preparador si tiene una credencial profesional (agente, contador público, abogado), si pertenece a una organización profesional o si asiste a clases de educación continua. Algunos cambios a las leyes tributarias, incluyendo las provisiones de la Ley de Cuidado de Salud de Bajo Precio, pueden ser complejos. Un profesional de impuestos capacitado necesita estar al día sobre estos temas. Los preparadores de impuestos no están obligados a tener una credencial profesional, pero asegúrate de que entiendes las calificaciones del preparador que seleccionas.

Pregunta por los honorarios por servicios.  Evita a los preparadores que basan sus honorarios en un porcentaje de tu reembolso o aquellos que dicen poder conseguirte un reembolso mayor al que otros pueden conseguirte.

publicidad

Siempre asegúrate de que cualquier reembolso pendiente te sea enviado o depositado a tu propia cuenta bancaria. Los contribuyentes no deben depositar sus reembolsos en la cuenta bancaria de un preparador.

Cerciórate de que tu preparador ofrezca e-file y pide que tu declaración sea presentada al IRS electrónicamente. Cualquier preparador pagado que prepara y presenta más de 10 declaraciones de clientes debe presentar las declaraciones electrónicamente. Es la manera más segura de presentar tu declaración, ya sea que lo hagas por ti mismo o le pagues a alguien por preparar tu declaración.

Asegúrate de que tu preparador esté disponible.  Debes estar seguro de que podrás comunicarte con tu preparador de impuestos después de presentar tu declaración " incluso después de la fecha límite del 15 de abril. Esto pudiera ser útil en caso de que tengas preguntas acerca de tu declaración de impuestos.

Proporciona archivos y recibos.  Un buen preparador pedirá ver sus archivos y recibos. Te hará preguntas para determinar el total de sus ingresos, deducciones, créditos tributarios y demás. No uses a un preparador que está dispuesto a presentar tu declaración con e-file usando tu último talón de pago en lugar de tu Formulario W-2. Esto está en contra de las reglas de e-file del IRS.

Nunca firmes una declaración en blanco.  No recurras a un preparador de impuestos que te pide firmar una declaración de impuestos en blanco.

publicidad

Revisa tu declaración de impuestos antes de firmarla. Antes de firmar la declaración de impuestos, revísala y haz preguntas si algo no está claro. Asegúrate de sentirte cómodo de la exactitud de tu declaración antes de firmarla.

Cerciórate de que el preparador firme e incluya su número de PTIN.  Los preparadores pagados deben firmar las declaraciones e incluir su número de PTIN como lo exige la ley. El preparador también debe darte una copia de la declaración.

Reporta al IRS a los preparadores de impuestos abusivos. Puedes denunciar a los preparadores de impuestos abusivos y sospechas de fraudes de impuestos al IRS. Utiliza el Formulario 14157, Denuncia: Preparador de Impuestos (en inglés). Si sospechas que un preparador presentó tu declaración o cambió una declaración sin tu consentimiento, también debes presentar el Formulario 14157-A, Fraude de Preparador de Declaraciones o Declaración Jurada de Mala Conducta (en inglés).  Puedes obtener estos formularios en IRS.gov.

Recursos Adicionales del IRS

Tema Tributario 254  - ¿Cómo escoger a un preparador de impuestos?

Cómo Reportar Actividad Fraudulenta de Impuestos

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad