publicidad

$8,000 para comprar tu primera casa

$8,000 para comprar tu primera casa

Si nunca habías comprado una casa, 2009 era el año ideal. A los bajos precios se suma la ayuda del gobierno.

Un crédito "reembolsable"

Para los que nunca habían comprado una casa, 2009 fue el año ideal. No sólo porque estamos antes los precios más asequibles de los últimos 18 años, sino porque además el Gobierno daba hasta $8,000 por comprar tu primera vivienda.

La Ley Estadounidense de Recuperación y Reinversión (American Recovery and Reinvestment Act) autorizó un crédito fiscal de hasta $8,000 para primeros compradores de una residencia principal durante el 2009.

Una de las grandes ventajas de este crédito es que es "reembolsable", lo que significa que se puede solicitar incluso si el contribuyente paga muy pocos o ningún impuesto federal.

Por ejemplo, si el comprador tiene que pagar impuestos de $5,000 y le hicieron retenciones durante el año por $4,000, entonces sin el crédito fiscal el contribuyente adeudaría $1,000 al IRS el próximo 15 de abril.

Pero si esa persona calificó para el crédito fiscal de comprador de vivienda de $8,000, recibiría un cheque por valor de $7,000 ($8,000 menos los $1,000 adeudados).

¿Quién puede pedirlo?

La ley define "comprador de vivienda por primera vez" como un comprador que no ha sido dueño de una residencia principal durante los últimos tres años. Para contribuyentes casados, ambos deben ser primeros compradores para poder solicitar la ayuda.

No sólo los estadounidenses y quienes tienen una green card pueden solicitarlo. También se pueden beneficiar todos aquéllos que hagan declaración de la renta en EU y sean "residentes" según la definición del IRS, lo que incluye a quienes hayan pasado la mayor parte del último año en este país.

publicidad

También hay que tener en cuenta cuánto gana el comprador, ya que para reclamar este crédito fiscal hay un límite de ingresos brutos anuales de $75 mil para solteros y $150 mil para parejas que declaran conjuntamente. Para los que ganan hasta $20 mil más que esas cantidades, la ayuda se reduce; y desaparece completamente para quienes ganan más de $95 mil (solteros) o más de $170 mil (casados).

¿En qué se diferencia este crédito fiscal de la ayuda anterior promulgada por el Congreso en julio de 2008?

La diferencia es enorme, ya que este crédito fiscal no tiene que ser devuelto al gobierno, mientras que el anterior sí, lo que suponía básicamente un préstamo sin intereses.

En este caso, el crédito no se vuelve, va directamente al bolsillo. Eso sí, el comprador debe usar la vivienda como residencia principal durante al menos tres años, o devolver la ayuda.

Cómo reclamar el crédito fiscal

Participar en el programa es fácil. Simplemente se reclama el crédito fiscal en la próxima declaración de impuestos de renta.

Específicamente, se debe llenar el Formulario 5405 del IRS para determinar el monto del crédito fiscal, y luego reclamar este monto en la Línea 69 de su declaración de impuestos de renta 1040.

No se necesita ninguna otra solicitud o formulario, y tampoco se requiere una aprobación previa.

publicidad

¿Qué tipos de vivienda califican para el crédito fiscal?

Cualquier vivienda que vaya a ser usada como residencia principal calificará para el crédito. Esto incluye viviendas unifamiliares separadas, viviendas adosadas, townhouses, condominios, casas prefabricadas o móviles y botes-casa (viviendas flotantes).

Cómo acceder antes al dinero

Con esta ayuda es posible, incluso, acceder al dinero antes de la declaración de impuestos de abril de 2010. Es más, incluso antes de comprar la casa.

A los compradores potenciales que califican para el crédito  les está permitido reducir su retención por concepto de impuestos de renta. Esto les permitirá acumular efectivo al aumentar el cheque de su salario. Más tarde, ese dinero puede utilizarse como parte del pago inicial -down payment- de la vivienda.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad