publicidad
Los candidatos a nuevos ciudadanos pueden pertenecer a cualquier religión, y no tendrán que vivir en España.

Usted quizás tenga derecho a la ciudadanía española

Usted quizás tenga derecho a la ciudadanía española

Los candidatos a nuevos ciudadanos pueden pertenecer a cualquier religión, y no tendrán que vivir en España.

Los candidatos a nuevos ciudadanos pueden pertenecer a cualquier religió...
Los candidatos a nuevos ciudadanos pueden pertenecer a cualquier religión, y no tendrán que vivir en España.

Por Fernando Escobar Giraldo

Soy descendiente de judíos, como millones de personas en el mundo. Eso, según mi apellido paterno, Escobar. Y si reuniese ciertas condiciones, es muy posible que pueda aspirar muy pronto a la ciudadanía española. Quizás usted también pueda convertirse en ciudadano español. Se lo explico a continuación.

En Diciembre del 2012 el gobierno español publicó la lista de apellidos que se usará para otorgar la ciudadanía a descendientes de sefardíes, en caso de ser aprobada una propuesta de ley este año. Fue recopilada por la Iglesia Católica de España con apellidos extraídos de libros de las listas de los penitenciados por el Santo Oficio de la Santa Inquisición, de los censos de las Juderías y de otras fuentes que indican claramente que la persona portadora del apellido es Israelita o Judeo-conversa. Es la primera lista official de los Judíos ibéricos tras 500 años de no ser reconocidos como judíos.

publicidad

Esta información jamás la conoció mi padre, ni el resto de mis antepasados, pero es curiosa. Según esto, hago parte de los aproximadamente 4 millones de personas de origen sefardí que están dispersas por el mundo. Y que tienen uno de los poco más de 5.000 apellidos de la lista, que es, a su vez, la compilación de 4 listas. Hurgando en la información, he llegado a descubrir que muy posiblemente mis antepasados lejanos son en realidad de origen portugués.

Se llama sefardíes a los descendientes de los judíos expulsados de la Península Ibérica a finales de la Edad Media, que en su diáspora formaron comunidades en diversos países de Europa, el Mediterráneo Oriental y el Norte de África.

Puede considerarse que la diáspora sefardí empieza ya a finales del siglo XIV, cuando la oleada de asaltos a juderías y matanzas de 1391 "y las subsiguientes conversiones forzadas" impulsaron al exilio a un cierto número de judíos, que se refugiaron mayoritariamente en las comunidades judías que ya existían en el Norte de África.

Escribo esto en primera persona por la coincidencia de que mi apellido está allí. Pero quizás muchas personas que me rodean o usted que lee esta columna, puede estar en la misma situación. Si quiere enterarse, es sencillo, busque en Google: “Apellidos de origen sefardí” y encontrará la lista completa. No dudo que lo hará, aunque sea por curiosidad. Algunos de los apellidos en la lista son compuestos, por ejemplo: Fernández Correa, Fernández de Brito, Fernández Correa.

publicidad

Se espera que que el Congreso de Diputados de España apruebe la ley antes del mes de Agosto de este año. Y que esté reglamentada antes de finalizar el 2015.

Los ponentes de la ley aseguran que los candidatos a nuevos ciudadanos pueden pertenecer a cualquier religión, y no tendrán que vivir en España, aunque deberán viajar a ese país para realizar los trámites.

publicidad
Contenidos Relacionados
18 sep, 2017 | 09:53 AM
Nada es normal
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad