publicidad
Fotos de algunos de los 43 desaparecidos en Iguala.

La escuela del crimen perfecto

La escuela del crimen perfecto

En esta columna de Fernando Escobar, el periodista analiza si existe el crimen perfecto y sus razones.

Fotos de algunos de los 43 desaparecidos en Iguala.
Fotos de algunos de los 43 desaparecidos en Iguala.

Por Fernando Escobar

Para escribir este artículo hice una pequeña consulta de opinión con 25 compañeros de trabajo, elegidos al azar. La pregunta fue: ¿Crees que existe el crimen perfecto? y si lo crees ¿por qué?

Las respuestas fueron dadas, de manera casi unánime: “Si”.  Unos pocos dijeron que no. Es decir, la mayoría cree que existe el crimen perfecto. El porqué lo creen, lo iremos analizando a continuación.

Debo confesar que no creo en el crimen perfecto como tal. Pero si se le llama crimen perfecto al acto de un criminal en el que no se dejan pruebas ni rastros y el asesino nunca es detenido, tendremos que aceptar que existe.

Rodolfo Pérez Valero, investigador y autor de novelas policíacas, me dijo: “Claro que sí creo que existe. Es todo aquel crimen en el que no se ha hallado un culpable. Es, además, todo aquel crimen que ni siquiera se ha calificado como tal. Por ejemplo, hay una persona que las autoridades dan como desaparecida y en realidad alguien la mató.

publicidad

El caso del fiscal argentino Nisman, si es que no se suicidó, sería un crimen perfecto si no existieran tantas sospechas, pero las mafias, o personas particulares, pueden matar a alguien y que parezca que fue un suicidio o un accidente. El crimen más perfecto es aquel que ni siquiera llega a calificarse como crimen y que, por lo tanto, las autoridades ni siquiera están buscando a un culpable”.

Quizás existan muchas “escuelas de crímenes perfectos”, pero, la Escuela del Crimen Perfecto de Iguala, quizás no tenga igual. Se desconoce quien la fundó, se ignora quienes son los maestros y alumnos. Los salones de clase están en ríos, rastrojos, basureros. La única cátedra: “Asesinar sin dejar rastro”.

Secuestrar a 43 estudiantes y hacerlos desaparecer de la noche a la mañana, fue el peor error de los directivos de la Escuela del Crimen Perfecto de Iguala. Eso los puso en las noticias nacionales y mundiales. Pero aun así, no ha significado que sus crímenes dejen de ser perfectos.

Desde el 26 de septiembre, cuando comenzó la búsqueda de los normalistas, se han descubierto en Iguala y pueblos o parajes en los alrededores, más de una veintena de fosas comunes. Es difícil, casi imposible, establecer una cifra de cadáveres o restos encontrados.

Si se le pregunta a las autoridades dan un número, si son los voluntarios civiles, quienes en realidad han hallado la mayoría de las fosas, dan otra. Los medios de comunicación en Guerrero han llevado una estadística y la cifra de cuerpos es sorprendente, suman 590 (hasta el 31 de Enero del 2015), es decir, más de 13 veces la cifra de estudiantes desaparecidos.  El que está totalmente perdido con las cifras es el gobierno, sus representantes no supieron dar respuestas esta semana en Ginebra ante Naciones Unidas. Pasaron una verguenza.  

publicidad

Lo inaudito es que de los 590, pasados 4 meses de constantes hallazgos, habiendo traido peritos desde Argentina, habiendo enviado restos a un famoso laboratorio en Austria, tan solo existe alta posibilidad de que 3, únicamente tres, sean identificados plenamente. Entre ellos el padre de un joven de Houston cuya familia se esmeró y arriesgó yendo hasta Guerrero para investigar. Las pruebas de ADN dieron un resultado positivo de casi un 100%.  

Indirectamente, “los criminales perfectos de Iguala”, obtuvieron la venia, nada más ni nada menos, que del presidente de México, quien pidió simplemente “pasar la página”, es decir, seguir adelante dejando atrás lo sucedido. ¿Qué más puede pedir un criminal perfecto? Además, hay centenares o miles de policías que colaboran con los delincuentes o son delincuentes. Y entonces el estado no puede combatir al crimen porque hay criminales que hacen parte del manejo del estado.

¿Cuántos crímenes perfectos se han cometido en México? Si se acaba de revelar que hay 800 desaparecidos más, tan solo en Tamaulipas ¿a cuánto asciende la cifra en todo el país? Si se suman desaparecidos con crímenes comprobados, el número es grande.

Cualquier comentario adicional sobra cuando el propio estado, responsable de investigar, descubrir y castigar, ayuda a convertir un crimen en perfecto, simplemente pasando la página, déjandolo en el olvido.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad