publicidad
Uno de los manatíes que no tuvo tiempo de moverse con la marea.

Salió a caminar y terminó rescatando a manatíes varados por el huracán Irma en Tampa

Salió a caminar y terminó rescatando a manatíes varados por el huracán Irma en Tampa

La marea, junto con los vientos huracanados, retiraron el agua de la costa de la bahía de Tampa tan rápido que muchos animales no tuvieron tiempo de escapar. Un hispano nos cuenta su experiencia rescatando a dos manatís junto con la policía y un grupo de personas.

Rescatan manatíes varados por el huracán Irma en Tampa Univision

Marcelo Clavijo estaba dando una vuelta para despejarse del encierro por el paso del huracán Irma por la Bahía de Tampa, cuando notó que la marea estaba extrañamente baja. Al caminar en el campo que queda al frente del Aeropuerto Internacional de Sarasota, vio dos cuerpos sobre el suelo. Se acercó y entonces notó que eran dos manatíes varados.

La marea, junto con los vientos huracanados, habían retirado el agua de la costa. La tormenta aún estaba a 200 millas, pero el agua desapareció tan rápido que muchos animales no tuvieron tiempo de escapar.

Clavijo, un residente hispano de la zona, de 46 años, y de padre boliviano, ayudó a desvarar a los manatíes y le contó a Univision Noticias su experiencia.

Clavijo se acercó a ayudarlos junto con otras tres personas que ya estaban ahí, pero no había caso: los manatíes pesaban entre los dos unas 1,000 lbs., según calcula, y el suelo estaba completamente enlodado. Esta zona normalmente, aun en la marea más baja, hubiera estado sumergida bajo 2 a 3 pies de agua.


“Una de las personas sacó una tela de plástico y después de mucho empujar pudimos subir allí al manatí sobre su espalda, luego le dimos la vuelta para que quedara sobre su estómago”, relató Clavijo.

La policía, que estaba patrullando la zona, junto a un total de 10 personas, se unieron a los esfuerzos. Cargaron al primer manatí, el más grande, unas 50 yardas, y al segundo más pequeño, unas 100.

publicidad

“Luego entre todos agarramos el plástico y empezamos a caminar rápido hasta el agua", continúo Clavijo, quien se crió en la zona y práctica todo tipo de deportes acuáticos, por lo que "no le tembló la mano" para ir a meterse al lodo. "Ahí fue más fácil una vez que agarramos momentum”.

Otro residente de la zona, Michael Sechler escribión en Facebook que junto con otros dos amigos habían visto a los manatíes y que trataron, pero no lograron rescatarlos.

“Uno de ellos no se movía, el otro respiraba y tenía agua en los ojos,” escribió. “Les dimos tanta agua como pudimos y esperamos que la lluvia y la marea ciclónica llegaran rápido a salvarlos”.


Por fortuna, Clavijo y este grupo de residentes terminaron salvando a los animales.

“Fue una experiencia bastante cool”, escribió Clavijo en su página de Facebook. “Fue muy loco, ahora de vuelta a la realidad de un huracán en camino”.

En fotos: El mar se retira en Tampa Bay antes de la llegada de Irma
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad