publicidad

Este globo aéreo se lanza al cielo para pronosticar la ferocidad del huracán Irma

Este globo aéreo se lanza al cielo para pronosticar la ferocidad del huracán Irma

Entramos en la estación meteorológica de Key West, una de las zonas en Estados Unidos más vulnerables al huracán Irma.

Video: Con estos globos pronostican la fortaleza del huracán Irma Luis Velarde/Univision

KEY WEST, Florida.- El edificio donde trabaja Brandon Fling es uno de los más seguros de toda la isla. Construido para soportar huracanes de categoría 5, es el sitio en el que este meteorólogo de 33 años esperará a Irma con unos veinte compañeros más. La cuenta atrás no se le hace aburrida: labora más que en cualquier otro momento del año.

Estamos en las oficinas del Servicio Nacional de Meteorología en Key West, el extremo más sureño de Estados Unidos, más cerca de La Habana que de Miami. Marcada por una orden de evacuación obligatoria, se prevé que esta isla quede impactada –con mayor o menor intensidad– por el huracán Irma que tanta devastación ya ha causado en varias islas caribeñas.

Los meteorólogos Stephen Chesser y Brandon Fling repasan la traye...
Los meteorólogos Stephen Chesser y Brandon Fling repasan la trayectoria del huracán Irma en el Caribe.

Esta ciudad isleña se encuentra literalmente en medio del mar, lo que la convierte en muy vulnerable a las tormentas tropicales, pero también en muy reveladora para meteorólogos como Fling.

Cuando faltan 15 minutos para las 7 de la tarde, sube a la última planta del edificio. Él y su compañero Stephen Chesser van a lanzar un globo aéreo en búsqueda de centenares de datos meteorológicos que dan pistas para crear el pronóstico oficial de la tormenta.

Normalmente envían al cielo dos al día; ante el avance del ciclón Irma, elevaron a cuatro los globos diarios. Cuando reciben el OK por teléfono, empiezan a llenar de helio el globo hasta llegar al tamaño de un auto pequeño. Y lo lanzan al cielo.

publicidad

La bola blanca irá creciendo, avanzando a 300 metros por minuto, subiendo a unas 20 millas de altura, y transmitiendo mucha información. "Mientras va creciendo, nos va mandando datos cada segundo", dice Fling. "Es como ir al doctor para hacerse un chequeo: toma el pulso de la tormenta". Temperatura, presión, humedad, velocidad del viento y dirección.

Brandon Fling y Stephen Chesser antes de liberar el globo aéreo que les...
Brandon Fling y Stephen Chesser antes de liberar el globo aéreo que les aportará información.

Una hora y media después, pum, el globo explota en la atmosfera. Un paracaídas ayuda a que los sensores que iban conectados bajen lentamente. Muchos se pierden, pero –atención–, si ustedes encuentran uno en tierra, van acompañados de un sobre con dirección para devolverlo a la estación meteorólogica. Eso permite reutilizarlos y ahorrarle 200 dólares de uno nuevo a los contribuyentes.

En Key West, Fling admite que recuperan poquísimos comparado con otras estaciones del país: hay tanta agua a su alrededor que la mayoría acaban "en el fondo del océano", dice. Los dos meteorólogos vuelven al primer piso: él va a terminar su jornada porque lleva 14 horas trabajando, su compañero Chesser repasa en una pantalla la trayectoria de Irma con ese intenso rojo que tanto preocupa.

publicidad

Los meteorólogos Stephen Chesser y Brandon Fling repasan la trayectoria del huracán Irma en el Caribe.

"Estamos viendo una tormenta muy fuerte, una de las que más en el Atlántico hasta ahora", dice Chesser. A parte de Key West, estos días miran muy atentamente los datos que mandan los globos aéreos desde sus bases en Puerto Rico, Santo Domingo, Miami y Bahamas.

En la oficina, todavía está el libreto del último boletín que han mandado por radio satelital a los barcos de la zona: "Esta es una actualización sobre el huracán Irma, ahora un huracán de categoría 5 extremadamente peligroso (...) Es el momento de tomar precauciones adecuadas y proteger su embarcación".

En Key West, los residentes se dividen entre hacer las maletas o quedarse pese a Irma Univision


El edificio está equipado con una sala llamada "búnker": literas, armarios y comida por si el huracán pasa en su peor estado. Todos los familiares de los empleados ya han evacuado para el norte. De momento, aquí Irma se nota con sus jornadas de trabajo de mínimo 12 horas, las insistentes llamadas de los vecinos y los donuts que hay en la cocina.

Brandon Fling perjura que solo comen donas en situaciones de tormenta tropical.

Así se ve el huracán Irma desde el espacio (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad