publicidad

Houston, paraiso de los bienes

Houston, paraiso de los bienes

La industria de la construcción a nivel nacional decayó, pero la historia parece ser diferente en Houston, ciudad que continúa creciendo.

Houston, paraiso de los bienes f637bb7094a8445e977a66a64ed3395d.jpg

Construir en Houston no es tan caro

HOUSTON, Texas – A nivel nacional, el mercado inmobiliario continúa siendo fuente de malas noticias. Pero mientras el Departamento de Comercio de Estados Unidos daba a conocer recientemente que las tasas de construcción de casas habían alcanzado sus niveles más bajos desde 1991, en Houston la historia parece ser otra. La ciudad sigue creciendo a lo largo y a lo ancho y en muchos aspectos, sigue siendo un paraíso de los bienes raíces.

De acuerdo a Toy Wood, presidente ejecutivo de la Asociación de Constructores de Houston, son varias las razones por las que los equipos de construcción pueden verse en toda la ciudad.

"En Houston no hay un problema de economía, mucha gente se está mudando acá, un promedio de 100 mil personas vienen a radicarse a Houston cada año por ser un buen lugar para tener trabajo y criar una familia".

publicidad

A esto se suma que en este momento hay excelentes tasas de interés y el precio de las casas es mucho más asequible que en cualquier otro lugar del país para un área metropolitana. De acuerdo a la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Houston, el costo medio de una casa  para una familia es de $150 mil y de $130 mil para un condominio.

Esto se debe a los bajos costos de los materiales y la mano de obra, además de regulaciones y bajos impuestos que abaratan la construcción. "En California, antes de echar la primera pala de tierra hay que pagar miles de dólares para poder construir", explicó Wood.

La burbuja no llegó a Houston

De acuerdo a la experta, Houston a diferencia de la costa oeste, Florida y la costa este, no se vio afectada por la burbuja inflacionaria de los precios de las casas. Por el contrario, en esta ciudad se ha mantenido una lenta y estable apreciación de las viviendas, por lo que comprar casa es todavía una buena inversión.

Mientras a nivel nacional la venta de casas en el mes de abril de este año cayó un 16.1 por ciento a comparación del mismo mes del 2007, en Houston la caída sólo fue del 11 por ciento en el mismo período. De acuerdo a estadísticas de la Asociación de Agentes de Bienes Raíces de Houston, en abril de este año, los precios de las casas subieron a comparación del mismo mes el año pasado y se vendieron un total de 6 mil 432 propiedades.

publicidad

Las viviendas que oscilan alrededor de los 250 mil se están vendiendo muy bien, aunque los compradores nuevos todavía están un poco más temerosos, según profesionales de la industria.

Carlos García II, un agente inmobiliario con 36 años de servicio en la comunidad hispana de Houston, afirma que desafortunadamente la gente está viendo las noticias nacionales como algo local, pero asegura que Houston no se ha visto afectada como California, Denver y Las Vegas. Y su compañía sigue vendiendo casas con éxito.

Un factor que según García ha asustado a algunos compradores hispanos es que no tienen sus papeles en orden en este país. El endurecimiento de las políticas migratorias ha provocado que muchos teman ser deportados y perder todo el dinero que han invertido en una casa, pero García II asegura que el Departamento de Inmigración no les quita nada.

Los constructores también han sabido protegerse de la crisis y no están construyendo más allá de los que se demanda. Por ejemplo, las constructoras de las llamadas casas para compradores nuevos no inician la obra sin antes tener un contrato por delante.

La Asociación de Constructores de Houston asegura que si bien los grandes constructores a nivel nacional sí perdieron dinero, en Houston no fue el caso. Una excepción fueron las pequeñas constructoras que recién comenzaban y que levantaron proyectos en la época del "boom", pero el resto de compañías acamparon durante la tormenta.

publicidad

La industria está bien y se pondrá mejor

De acuerdo a la vicepresidenta de la Asociación de Constructores de Houston, no se puede hablar de un mercado nacional, pues todos los mercados son locales y en ese aspecto Houston ha sido muy afortunada a comparación de las demás áreas metropolitanas en la nación.

El año pasado a pesar del revés, la industria de la construcción en el área de Houston que incluye principalmente los condados de Harris, Montgomery, Fort Bend, Brazoria y el norte de Galveston, proporcionó más de cien mil empleos. Su aporte a la economía fue de casi 7 mil millones de dólares, una enorme maquinaria dedicada a la construcción de comunidades y hogares.

Y si bien al momento Houston está un 30 por ciento por debajo de las cifras récord registradas en el 2005 y el 2006, el inusual movimiento en esos dos años se debió a las facilidades que se dieron en los préstamos.

Pero si se toma en cuenta la forma cómo se ha desarrollado este mercado en los últimos ocho o diez años, se puede apreciar que los números se han estabilizado.

Además, la venta de casas ya está alcanzando al inventario de viviendas construidas que se ha venido acumulando en los últimos seis meses. De acuerdo a Wood de la asociación de constructores, lo que va a pasar en poco tiempo es que habrá un repunte significativo de la demanda, una vez que los compradores consideren que es buen momento para adquirir una vivienda.

publicidad

Como consecuencia, auguró Wood, la oferta de casas se verá restringida y surgiría otro "boom" que dará un nuevo empuje a la industria de la construcción. Y aunque es difícil predecir cuándo sucederá esto, se estima que pasará el próximo año y que dará paso a la construcción de unas 40 mil viviendas.

Es el momento de comprar

A juicio de Wood, los intereses ya no van a bajar más, al contrario, ahora van a comenzar a subir y el costo de las casas tampoco va a disminuir más, por lo que ahora es el momento de comprar.

Este pronóstico es compartido por Carlos García II, quien ve una buena oportunidad con los bajos intereses y la posibilidad de asegurar mensualidades al alcanse de muchos bolsillos.

Además, dijo García II, con el problema que hubo con los préstamos variables, ahora los intereses son fijos y los precios de las viviendas se pueden negociar con más facilidad, al menos eso es lo que él ha notado en el rango de las viviendas que oscilan entre los 80 y 150 mil dólares.

Los costos del combustible podrían un nuevo factor de empuje para esta industria "en este momento en que los precios de la gasolina están tan altos, la gente quiere cambiarse más cerca de sus trabajos", dice el presidente de Carlos García Realty.

"Comprar una casa en Houston es una gran inversión, siempre lo ha sido y seguirá siendo a pesar de las malas noticias en otros mercados", concluyó Toy Wood. Eso sí, es importante que el comprador consiga un buen agente de bienes raíces y un buen prestamista que lo guíe en el proceso. La mejor ventaja que se puede obtener en cualquier época, es la de ser un comprador bien informado.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El gobierno mexicano aseguró que no dudará en acudir a las Naciones Unidas para defender a los inmigrantes. Las declaraciones del secretario de relaciones exteriores mexicano hizo la advertencia antes de la reunión que tendrá esta semana con altos funcionarios estadounidenses.
El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kelly, se reunió este miércoles con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para discutir asuntos relacionados con la seguridad fronteriza antes de la reunión en México a la que se le unirá el secretario de Estado, Rex Tillerson.
Se trata de TRAPPIST-1 un conglomerado donde hay siete planetas rocosos con masas similares o inferiores a la Tierra y que giran alrededor de una estrella, una especie de versión en miniatura de nuestro sistema solar. De sus siete planetas hay tres que tienen las condiciones perfectas para albergar océanos de agua líquida en caso de que tengan atmósfera.
Está ubicado en la represa Monticello, al norte del Estado de California y a unas dos horas de San Francisco, su trabajo comienza cuando el lago sobrepasa su nivel óptimo así de esta manera ayuda a controlar el nivel del agua evitando catástrofes.
publicidad