publicidad

Houston festeja a Dynamo

Houston festeja a Dynamo

El Houston Dynamo, equipo oficial de fútbol de la ciudad, celebró por todo lo alto su segundo campeonato consecutivo en el torneo de la MLS.

Houston festeja a Dynamo 475c8c783b7749d7b9747885147f2ac2.jpg

Fanáticos disfrutaron junto a su equipo

Houston, TX.- El Houston Dynamo, equipo oficial de fútbol de la ciudad, celebró por todo lo alto su segundo campeonato consecutivo en el torneo de la MLS. Las afueras de la alcaldía de la ciudad fueron el escenario de esta celebración que contó con la presencia del alcalde Bill White; el concejal Adrián García entre otras autoridades, y por supuesto todos los miembros y fanáticos del equipo.Una tarima fue colocada  en las gradas exteriores de la alcaldía y fue aquí en donde se llevó a cabo la fiesta. El gerente general del equipo, Oliver Luck y su entrenador, Dominic Kinnear fueron algunos de los que tomaron la palabra para felicitar a los jugadores por su buen trabajo.

publicidad

El evento contó con la participación del artista local Mike Jones y por supuesto, estuvo animado con la presencia de las porristas de los Dynamo y Diesel, la mascota del equipo. A esto se sumó la alegría de la fanaticada que celebró el buen fútbol.

Revive la hazaña

(AP) - Goles de Joseph Ngwenya y Dwayne De Rosario en el segundo tiempo permitieron el domingo al Dynamo de Houston darle la vuelta al marcador y vencer 2-1 al Revolution de Nueva Inglaterra para convertirse en el primer equipo en una década que revalida el campeonato de la MLS.

Ngwenya, un delantero nacido en Zimbabue, anotó a los 61 minutos y el canadiense De Rosario marcó el tanto de la victoria con un cabezazo a los 74. El Revolution se puso en ventaja a los 20 mediante el gol de Taylor Twellman.

El Dynamo ha salido campeón dos veces tras irse de la ciudad californiana de San José y en ambas ocasiones ha vencido al Revolution en la final.

Como los Earthquakes de San José se coronaron campeones en 2001 y 2003, lo que significa un total de cuatro títulos para varios de los jugadores del club.

La última vez que un club repitió como campeón fue el D.C. United, que se embolsó los dos primeros títulos de la liga estadounidense en 1996 y 1997.

Para el Revolution, en cambio, fue su cuarto tropiezo en igual número de final de finales. Nueva Inglaterra perdió en alargues las finales de 2002 y 2005 y el año pasado cayeron por la vía de los penales.

publicidad

La remontada del Dynamo obedeció en gran medida al ajuste táctico hecho por su técnico Dominic Kinnear, que descartó un 4-4-2 por 3-5-2 en busca del gol.

La final congregó 39.859 espectadores en el territorio neutral del RFK Stadium de Washington, con tribunas asignados para los hinchas con el color naranja del Dynamo, el azul del Revolution y el negro del equipo de casa, el D.C. United.

El partido comenzó con momentos de nervios por parte de ambos rivales. Matt Reis, el arquero de Nueva Inglaterra, por poco concedió un gol madrugador al medir mal un balón.

Más allá de eso, el Revolution fue el mejor equipo en la primera mitad, monopolizando la posesión del balón.

El volante Shalrie Joseph inicio la secuencia para el gol de Twellman, al servir un pase a Steve Ralston al borde del área. Ralston avanzó por la derecha y sacó un centro perfecto a Twellman, quien saltó entre dos defensores para cabecear al ángulo derecho.

Nueva Inglaterra se perdió el segundo antes del descanso, cuando Khano Smith interceptó un pase de Brian Mullen. Smith avanzó unos 35 metros y cedió a Twellman, cuyo remate fue desviado por el arquero Pat Onstad.

"No se debe a ningún equipo abajo 1-0", dijo el técnico del Revolution Steve Nicol. "Tuvimos para tres o cuatro goles".

El cambio de esquema permitió a Houston tomar la manija en el segundo tiempo, empatando cuando Ngwenya aprovechó una displicencia de la defensa del Revolution. Tras un centro por la izquierda de De Rosario, Ngwenya primero le pegó con la zurda pero pudo afinar la puntería y definió con la derecha desde corta distancia.

publicidad

De Rosario convirtió el gol de la victoria al cabacear un centro de Brad Davis.

"Este es un equipo que nunca se rinde.", dijo De Rosario. "Fue más un gol de instinto que otra cosa. Norlmente busco pegarle de volea, pero decidí cabecear y por suerte la pelota entró".

En vano, el Revolution se fue con todo en los minutos finales. Onstad se lució al usar la pierna para desviar un cabezazo de Jeff  Larentowicz con aroma de gol.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad