publicidad
Piedad Thibodeaux le contó a su entrevistador Nick Tate de su historia.

Universidad de Luisiana en Lafayette graba relatos de inmigrantes latinos

Universidad de Luisiana en Lafayette graba relatos de inmigrantes latinos

A través del proyecto de historia oral "Latino Americans: 500 Years of History", los hispanos comparten su vida y cómo llegaron a Lafayette


Piedad Thibodeaux le contó a su entrevistador Nick Tate de su historia.
La colombiana Piedad Thibodeaux le compartió aspectos de su historia al estudiante Nick Tate.


publicidad


Por Carmen Graciela Díaz @carmen7graciela

Piedad Thibodaux llegó hace 29 años a Estados Unidos pero hay cosas, como las raíces, que el tiempo no consigue borrar. Ella viene del Valle del Cauca de Colombia pero desde 2001, Lafayette es una extensión de sus días porque trabaja en esta ciudad del suroeste de Luisiana. 


Pero aquel otro hogar, su patria, se ha vuelto portátil y hablar de su país, como para tantos inmigrantes, es parte crucial de quién es. 


Su origen y su presente integran la historia de vida que Thibodaux, de 62 años, compartió este sábado en la sesión más reciente del proyecto de historia oral “Latino Americans: 500 Years of History” que coordina la Universidad de Luisiana en Lafayette. Para ella, era importante hacer parte de este proyecto.


“Quería darles a conocer quiénes somos los hispanos y lo que nos aportamos a nuestra nueva patria. Para mí es muy importante no olvidar nuestro origen y preservar nuestra cultura de la misma manera que asimilamos las costumbres del país en el que vivimos”, cuenta Thibodaux, quien aunque vive en la ciudad de Nueva Iberia, trabaja en el departamento de inglés como segunda lengua de la parroquia de Lafayette (como se les conoce a los condados en Luisiana). 


Cada semestre, hispanos como Thibodaux comparten trozos de su vida a los estudiantes del curso de “Geografía Latinoamericana” que dicta la profesora Kathleen Schott Espinoza en la Universidad de Luisiana en Lafayette.  


publicidad
Schott Espinoza es la coordinadora de este proyecto de conversaciones a través del que ha buscado que sus alumnos se acerquen a la vida de un inmigrante hispano que viva en el área de Lafayette y exploren qué los trajo a la comunidad, qué retos han enfrentado como inmigrantes hispanos y cómo preservan sus tradiciones.    


Las preguntas que ella trabaja junto a sus estudiantes llevan a los relatos que terminan archivados en el Center for Louisiana Studies para que integren la historia de la ciudad.

“El proyecto es una buena oportunidad para sacar a mis estudiantes de su zona de confort para que se sienten con alguien que tiene una perspectiva diferente y les den valor y significado a la comunidad latina de Lafayette”, comenta Schott Espinoza quien expone que la cultura hispana que está emergiendo en Lafayette es parte de la historia actual de esa ciudad de tradición multicultural.    


Melissa Tate (der.) aprendió de Cuba a través de Francisca Alonso.
Melissa Tate (der.) aprendió de Cuba a través de Francisca Alonso.


Según estimaciones de 2014 del Censo de Estados Unidos, los hispanos componen el 4.5% de la población total de 235,644 de la parroquia de Lafayette.

Melissa Tate es una estudiante de 49 años que afirma que al escuchar la historia de la inmigrante cubana que entrevistó pudo sumergirse en otra cultura y su trayecto histórico.  
“Aprendí mucho más de lo que sabía de la experiencia personal de las familias en la Cuba postrevolucionaria, de su desilusión, sus miedos y las esperanzas que han puesto en una nueva vida en Estados Unidos. Me conmovieron las emociones que mi entrevistada expresó después de tantos años en Estados Unidos”, cuenta Tate.
El rescate de estos relatos que viabiliza el proyecto tiene su origen en el hogar de Schott Espinoza, la profesora que lo coordina, porque su esposo es un inmigrante chileno para quien ha sido esencial que sus cuatro hijos sepan español y conozcan de los platos tradicionales de Chile.  


publicidad
“Como madre, vivo la evolución cultural de Lafayette y me gusta pensar que mis hijos puedan hacer su contribución a la comunidad”, expresa Schott Espinoza.
El proyecto -patrocinado por el Louisiana Endowment for the Humanities, el Lafayette Public Library System y la biblioteca Edith Garland Dupre’ en UL Lafayette- ocurre cada semestre de otoño luego que Schott Espinoza ha discutido con sus estudiantes geografía cultural, física y de la población. 
Así aprenden de los tránsitos de México a Estados Unidos o de aquellos que trabajaban en la industria petrolera de Venezuela y terminaron en Lafayette, entre otros escenarios que les dan cuerpo a los conceptos de una clase de geografía.

“Luego que se sientan con sus entrevistados”, concluye Schott Espinoza, “sabes que las preguntas y las respuestas se convirtieron en una buena oportunidad para los estudiantes porque los datos fríos de la geografía, de alguien que pasó del punto A al B, se tornan emotivos y reales”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad