publicidad
José López

Se retira el único jefe de policía hispano de Carolina del Norte

Se retira el único jefe de policía hispano de Carolina del Norte

José López estuvo en el puesto durante ocho años, en los que abogó por los inmigrantes en la ciudad.

José López
José López

Tras desempeñarse como el único jefe policial hispano en Carolina del Norte durante ocho años, en los que abogó por los inmigrantes en una ciudad con rápido y diverso crecimiento poblacional, José López se retiró este jueves.

publicidad

De origen puertorriqueño y nacido en el Bronx, en Nueva York, López estuvo en el puesto de jefe del Departamento de Policía de Durham, la cuarta ciudad del estado, desde el 4 de diciembre del 2007.

"Cuando yo llegué aquí nadie andaba en el centro, el crimen estaba alto, la comunidad estaba impactada por las pandillas, la gente creía que si estaba en la calle la iban a matar, la organización policial hacia que podía y le estaban criticando", dijo el jefe policial saliente en entrevista con Efe.

De acuerdo con López, también hubo otros logros que beneficiaron especialmente para la comunidad hispana.

"Ahora no tienen que ir a una central para presentar una denuncia, ahora pueden llamar al 911 y hacerlo desde sus casas. Y saben que la policía no le va a pedir papeles, saber su estatus", afirmó López.

En 2010, su intervención fue fundamental para que la ciudad de Durham aceptara de manera oficial la matrícula consular mexicana como documento de identificación.

"Es importante que la gente pueda conducir sin miedo, tener un seguro y sepa cómo manejar", afirmó cuando se pronunció a favor de que a los indocumentados se les restituyeran la licencia de conducir en Carolina del Norte.

Desde su cargo, López fue un defensor de la reforma migratoria. Unió su voz a otros jefes de policía del país que han pedido constantemente al gobierno federal un alivio para los millones de inmigrantes que residen en el país.

publicidad

"Tenemos que buscar una solución migratoria realista y que se pueda aplicar. La solución no es enviarlos de regreso a todos a sus países", aseveró el exjefe policial.

López creó lazos con organizaciones locales y jefes policía de otras ciudades para llevar estrategias en forma conjunta.

"Con nosotros hubo una buena conexión y comunicación. En parte la comunidad latina pierde en sí una persona que entiende nuestros problemas y cultura", expresó a Efe Pilar Rocha Goldberg, directora de la organización El Centro Hispano de Durham.

López tuvo que vivir un episodio terrible en durante la dirección de la policía de Durham: el suicidio de un joven latino, en noviembre de 2013, que estando esposado se disparó un tiro dentro de una patrulla.

"La muerte del joven (Jesús) Huerta. Eso es lo que ningún jefe de policía quiere ver. Es difícil. Una tragedia", señaló.

López fue criticado por algunos grupos comunitarios de realizar retenes en zonas de alta población afroamericana y latina, lo que hizo que el Departamento de Recursos Humanos de la ciudad de Durham iniciara una investigación por discriminación racial.

"Es algo que hacíamos en toda la ciudad. Tenemos sitios donde la gente llama porque hay problemas. Y lamentablemente, viven muchos afroamericanos y hispanos", aclaró.

publicidad

Antes de asumir su cargo en la ciudad de Durham, López cumplió funciones como jefe de detectives y de patrulla del Departamento de Policía de Hartford, Connecticut, de donde se retiró como subjefe.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad