publicidad
Mexicanos en EEUU. (Imagen de Archivo).

Escolares hispanos abordan en libro reflexiones sobre histórico caso judicial

Escolares hispanos abordan en libro reflexiones sobre histórico caso judicial

"We Are Alive When We Speak For Justice" trata sobre la querella que motivó que se dictaminara la inconstitucionalidad de segregar a mexicanos.

Varias décadas después, el caso judicial Méndez v. Westminster School District, que abolió la discriminación racial en el Condado Orange, California, sigue inspirando a jóvenes escolares de la escuela secundaria Felicitas and Gonzalo Méndez, en Boyle Heights, un área de mayoría hispana.

Varios estudiantes de este centro, en su mayoría hispanos, presentaron recientemente la antología "We Are Alive When We Speak For Justice", en torno a la famosa querella colectiva interpuesta por cinco familias mexicanas que motivó que una corte federal dictaminará en 1947 la inconstitucionalidad de segregar a mexicanos y mexicoamericanos dentro de la red de escuelas públicas.

"El abanico de historias es muy amplio, porque queríamos que los estudiantes tomaran el control de los relatos que iban a escribir", aseguró a Efe Emilie Coulson, coeditora de la obra y miembro de 826LA, una organización que participó en la publicación de la antología.

Coulson explicó que en el libro se entremezclan historias con una narrativa de ficción, así como entrevistas a activistas y líderes de derechos humanos como Miguel Roura, Laura Urias y Bobby Verdugo, que en 1968 participaron en las protestas estudiantiles en el Este de Los Ángeles a favor de una reforma educativa.

Coulson puso de relieve el trabajo del alumno Robert Bustos, que entrevistó a dos hombres que eran estudiantes durante las protestas y años después acabaron siendo profesores en el instituto Méndez.

publicidad

"Es conmovedor que, a la edad de Bustos, estos muchachos lideraran una revolución", señaló.

Otros relatos narran la evolución y escollos del caso Méndez en los tribunales de justicia, y no faltan los casos de estudiantes que han compartido testimonios de la discriminación, el racismo y la falta de oportunidades académicas que han experimentado en Estados Unidos.

Entre éstas, Coulson destacó una pieza redactada por la estudiante Joana Ávila, en la que trazaba paralelismos entre su experiencia como estudiante en Méndez y la que vivieron otros escolares y profesores a finales de los años cuarenta.

En la presentación de la antología, sobre la cual se hizo recientemente una lectura en la Universidad Estatal de California, participó Sylvia Méndez, hija de los principales querellantes Felicitas y Gonzalo Méndez, y quien apenas tenía ocho años cuando su admisión en la Escuela Primaria Westminster fue denegada, lo que disparó el caso judicial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad