publicidad

Hispanos luchan para evitar deportaciones

Hispanos luchan para evitar deportaciones

Ante el fracaso a nivel federal de aprobar una reforma migratoria, grupos en el sur de Arizona tratan de evitar la deportación y la separación de familias.

TUCSON, Arizona - Ante el fracaso a nivel federal de aprobar una reforma migratoria, grupos en el sur de Arizona tratan de evitar la deportación y la separación de familias de inmigrantes indocumentados luchando caso por caso.

"No podemos quedarnos en silencio"

"Es una fuerte lucha, pero no podemos quedarnos en silencio, tenemos que levantar nuestras voces para poder ayudar al mayor número de familias que podamos", dijo Margo Cowan, abogada y activista en Arizona.

En su opinión, es muy importante que más que nunca los indocumentados conozcan sus derechos y no firmen la deportación voluntaria cuando son arrestados por las autoridades de inmigración.

Este fue el caso de Alfonso Morales Macías, de 40 años, quien en 2007 fue arrestado por la Patrulla Fronteriza durante una redada en su centro de trabajo mientras limpiaba pisos.

Durante tres años, el padre de dos hijos ciudadanos estadounidenses, Ana Morales de 18 años y Alfonso Morales, Jr, de 11, libró una intensa batalla legal para evitar su deportación.

A principios de este mes, la familia Morales recibió lo que calificaron "la peor noticia de sus vidas", Inmigración les notificó que la última apelación de Morales Macías había sido rechazada y su deportación estaba programada para el 24 de septiembre.

Como un último recurso, los abogados, amigos y familiares del indocumentado mexicano, pidio el apoyo de la comunidad hispana en Arizona para solicitar a la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, que detuviera su deportación.

publicidad

Como parte de una intensa campaña, cientos de llamadas, faxes y correos electrónicos fueron enviados a la oficina de Napolitano.

Sus esfuerzos rindieron fruto cuando faltando 24 horas para su deportación Napolitano le otorgó un permiso para permanecer un año mas en el país.

"Este permiso puede ser renovable y se le otorgó también un permiso de trabajo", explicó Cowan, abogada de Morales Macías.

En su experiencia como abogada de inmigración, Cowan calificó el caso de inmigrante mexicano como "la excepción" a la regla, ya que obtener este tipo de concesiones por parte del Gobierno federal son "extremadamente" raras.

María Valdez, esposa de Morales Macías, dijo que lo más difícil de todo este proceso fue ver la tristeza y depresión que consumía a sus hijos.

"Fue muy difícil para ellos, no querían ir a la escuela, no querían comer, no dormían, inclusive no querían ni hablar con sus amigos", señaló.

Cowan recalcó la urgente necesidad de que se apruebe una reforma migratoria que otorgue un camino a la regularización del estatus migratorio de los indocumentados que viven en este país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad