publicidad

Hispana fue atropellada en el Bronx. Autoridades buscan responsable de su muerte.

Hispana fue atropellada en el Bronx. Autoridades buscan responsable de su muerte.

La víctima regresaba de celebrar el cumpleaños de su sobrina cuando un SUV la impactó provocándole la muerte.

Fuerte impacto

NUEVA YORK- Una hispana de 28 años identificada como Yvette Díaz murió al ser arrollada por un conductor la madrugada del 15 de noviembre. La policía aún busca sospechosos del incidente.

Agentes policiales atendieron una llamada alrededor de las 4:50 AM, tras reportarse que un peatón recibió un fuerte impacto de un automóvil en la calle 165 y Grand Concourse en los alrededores del cuartel 44 de la policía en el Bronx.

Al llegar al lugar, la policía encontró a una mujer inconsciente que luego identificaron como Yvette Díaz y fue transportada al Lincoln Hospital donde se reportó su deceso.  

El vehículo involucrado huyó de la escena y las autoridades aun buscan sospechosos.  Los  vecinos dicen que el carros era un SUV color oscuro y que el conductor es probablemente un taxista, pero esta información no ha sido confirmada.

El accidente tomó lugar frente a la casa de la víctima. Díaz se dirigía a su casa luego de estacionar su vehículo al regresar de la fiesta de una de sus sobrinas. Mientras cruzaba la calle el carro impactó con la mujer.

"No creo que vuelva a celebrar otra vez mi cumpleaños" dijo muy consternada Ruthy Hernández que celebraba con su familia sus 20 años de edad y se convirtió en el peor día de su vida.

La víctima había rentado un vehículo la mañana del sábado para celebrar con su sobrina y amigas su cumpleaños con un día de compras y cena en Manhattan, dijeron miembros de su familia.

publicidad

Luego de la comida Díaz condujo a sus amigas a su casa en Grand Concourse, donde permanecerían hasta tempranas horas del domingo.

Ahora, las autoridades solo esperan que las cámaras de seguridad en el sector puedan arrojar pistas para determinar el número de placa del automóvil que causó dicha muerte.

Díaz recibió un grado asociado en el Monroe College y planeaba comenzar un trabajo junto a una licenciatura el año próximo en el Lehman College, mientras se desempeñaba como asistente médico en una oficina en Manhattan.

Su familia agrega que era una persona divertida y que gustaba de viajar a México, Las Vegas y Florida y que no merecía morir de esa manera.  

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad