publicidad

Hipanos de NY en elecciones

Hipanos de NY en elecciones

Más de 600.000 latinos están llamados hoy a las urnas en Nueva York, los expertos advierten de que el voto hispano está repartido.

Hipanos de NY en elecciones bcc5262a0ee44c94bed9a19fc99414a8.jpg

El voto estaría dividido

Nueva York, (EFE).- Más de 600.000 latinos están llamados hoy a las urnas en Nueva York y, pese al tradicional apoyo a la senadora demócrata Hillary Clinton, los expertos advierten de que el voto hispano está cada vez más repartido.

Los electores comenzaron a acudir a las urnas desde las seis de la mañana, cuando abrieron sus puertas, que cerrarán a las nueve de la noche, y aunque la senadora por Nueva York aventaja a su oponente, el también senador Barack Obama, recientes encuestas revelan que el margen entre ambos se ha acortado.

Un sondeo dado a conocer el lunes por la Universidad Quinnipiac, a sólo horas del llamado "súper martes", en que 24 estados celebran primarias, indica que Clinton cuenta con el 53 por ciento de apoyo y Obama con el 39 por ciento de la intención del voto.

publicidad

Entre los hispanos, la balanza se inclinaría hacia la ex primera dama, de acuerdo con los resultados de la encuesta de la Federación Hispana, que reveló que Clinton cuenta con el 66 por ciento de apoyo y Obama con el 16 por ciento.

El salvadoreño Ricardo Teos figura entre los que hoy acudió temprano a las urnas para apoyar con su voto a Clinton.

"Soy demócrata y voté por Hillary porque me gusta como ha trabajado en el Senado", dijo a Efe Teos, radicado hace 27 años en la Gran Manzana y quien considera además que es tiempo de darle la oportunidad a una mujer en la presidencia.

Para Teos, Obama es casi un desconocido. "No he escuchado mucho de su propaganda", comentó sobre el senador por Chicago, quien no ha hecho campaña intensa en Nueva York, la segunda ciudad de EEUU con mayor población hispana.

Voluntarios exhortan a votar por sus candidatos

En la Gran Manzana viven 2,2 millones de hispanos, en su mayoría puertorriqueños, que a su vez son también el mayor número entre los votantes latinos.

Andrés Rentas Sosa, puertorriqueño de 74 años, ocho de los cuales ha vivido en esta ciudad, también votó por Hillary porque "es una señora muy buena y su esposo fue presidente por ocho años".

De acuerdo con Rentas, si Clinton ganara la presidencia, contaría con la experiencia su esposo Bill Clinton.

"El podría ayudarla", comentó a su salida de la escuela superior Jackeline Kenendy para Carreras Internacionales en Manhathan.

publicidad

"Obama es un hombre de otro estado", afirmó.

Sin embargo, para la chilena Arlette Attia, Obama es el líder que este país necesita en la presidencia.

"Sentí la obligación de votar como ciudadana y lo hice por Obama, que es la esperanza de nosotros, los humildes de esta ciudad. La verdad es que esta nación es demasiado fuerte para que la gobierne una mujer. Se necesita una persona con muchos pantalones, eso no quiere decir que en el futuro no la pueda haber", argumentó.

"Si (Clinton) no tuvo pantalones para gobernar al marido, cuando delante de ella tenía una amante, no va a tener pantalones para gobernar una nación tan grande como EEUU, con lo difícil que es este país", afirmó Attia, quien aseguró que siempre ha seguido los discursos de Obama y mencionó sus propuestas para la educación, atención médica y vivienda.

Attia, radicada en Nueva York hace 32 años, destacó además que "siempre uno tiene esperanza en algo nuevo y creo que vamos a tener suerte. Si sale presidente, lo celebraré con champán".

En el hogar de Attia, como otros tantos, el voto estaba divido: el de ella para Obama, el de su hija por Clinton y su esposo republicano, aunque aseguró que lo convencería para que apoye a Obama en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

Sólo los electores registrados como demócratas o republicanos pueden votar hoy en las primarias de Nueva York, donde desde temprano los candidatos movilizaron a contingentes de voluntarios que distribuían propaganda y exhortaban al público a votar por su candidato, en las estaciones del tren, en las afueras de los centros comerciales y cerca de los centros de votación.

publicidad

Los sindicatos, como la 32BJ y 1199, también movilizaron a sus miembros, que distribuían propaganda a favor de la ex primera dama.

En Nueva York viven 2,2 millones de hispanos, de los cuales más de 645.000 están registrados para votar; un 74 por ciento con el Partido Demócrata y un ocho por ciento republicano, lo que significa que por cada republicano latino residente en la ciudad, nueve son demócratas.

En Nueva Jersey, donde también hay hoy primarias, hay 4.844.213 electores registrados para votar, de los que 1.170.644 son demócratas y 874.752 son republicanos. EFE

Ruth E. Hernández Beltrán 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad