publicidad
Hillary Clinton.

Hillary Clinton y alivio migratorio

Hillary Clinton y alivio migratorio

El experto David R. Ayón comparte su opinión sobre inmigración y las aspiraciones presidenciales de Clinton.

Hillary Clinton.
Hillary Clinton.

Por David R. Ayón " Analista de Latino Decisions

Ahora estamos a la espera de dos juegos de pasos políticos: (1) el prometido alivio migratorio administrativo - junto con la reacción feroz que éste seguramente desatará - y (2) el lanzamiento oficial de las precandidaturas presidenciales con miras al 2016.

El tema de la reforma migratoria ha puesto en desventaja a los aspirantes precandidatos republicanos en relación al electorado latino, como vimos en la previa columna. Amplias mayorías de votantes latinos se dicen no estar dispuestos ni a pensar apoyar a Jeb Bush, Chris Christie, Rand Paul, Marco Rubio o Ted Cruz cuando se les recuerda de las posiciones que estos han tomado respecto a políticas migratorias, según una encuesta de la firma Latino Decisions.

publicidad

Hillary Clinton, por el lado Demócrata, se encuentra en una posición muy diferente ante la comunidad latina. Ella es tan conocida como el mismo presidente Obama y goza de mayor favorabilidad que él en la opinión de los votantes latinos: un 64% la favorece, según la última encuesta electoral dada a conocer por Latino Decisions el miércoles pasado.

Pero hay dos imágenes de Hillary muy distintas en cuanto a la migración, y tenemos datos de cómo reaccionan los votantes latinos ante ellas. Cuando se les recuerda del apoyo a la reforma migratoria integral que Clinton ha expresado, con "camino a la ciudadanía" para los legalizados, un impresionante 73% de los electores latinos dicen que probablemente considerarían votar por ella en 2016.

La otra imagen de Hillary se forma a base de posiciones como las de oponerse a licencias de conducir para los indocumentados - tal como ella declaró durante su precampaña presidencial en el 2008 - y más recientemente su llamado a que se deporten a los niños centroamericanos quienes llegaron no-acompañados a la frontera, durante el verano pasado.

Cuando se les recuerda a los latinos de estas posiciones duras de la Hillary, ella ya no se gana las simpatías de la mayoría: el porcentaje de los que se dicen probablemente dispuestos a considerar votar por ella cae al 48%. Y el porcentaje de los que dicen que probablemente no considerarían votar por ella se dobla de 24% a 48%. Es decir, a base de sus posturas respecto a la migración, Hillary Clinton bien podría ganarse o la gran mayoría del voto latino, por un lado, o solo la mitad, por el otro.

publicidad

Estos hallazgos de las encuestas son como relámpagos en la noche, que momentáneamente nos alumbran el paisaje político, que ante nuestros ojos se va transformando día a día en un renovado campo de batalla. En relación al electorado latino, podemos ver como están parados los probables precandidatos y como les podría afectar el alivio migratorio administrativo que el presidente ha prometido anunciar antes de fin de año.

No es de nada sorprendente que los líderes republicanos en el congreso estén presionando a la Casa Blanca a que no tome acción ejecutiva. De manera similar al 2012, cuando el presidente autorizó la acción diferida para los migrantes jóvenes, conocida como DACA, un nuevo y más amplio programa de alivio migratorio administrativo beneficiará a su partido y su próximo candidato presidencial, y pondrá a los republicanos a la defensiva ante el voto latino.

Los datos nos indican que para realizar este hipotético beneficio político, Hillary Clinton tendrá que apoyar las nuevas medidas migratorias prometidas por la administración. A los aspirantes Republicanos interesados en competir por los votos de los latinos, no les convendrá en respuesta solo criticar la acción ejecutiva - tendrán que exigirle a sus líderes congresionales que por fin saquen una reforma migratoria.

Para John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, no le será de nada fácil negociar una reforma migratoria con la oposición de su ala derecha del Tea Party cuando ahora tiene que lidiar con la necesidad de preparar el camino para el candidato de su partido en el 2016. Por lo pronto, lo que está a su alcance es tratar de pintar el alivio migratorio administrativo de la peor manera posible. No le queda otra.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad