publicidad

Harrisburg, la capital de Pensilvania, se declaró en bancarrota

Harrisburg, la capital de Pensilvania, se declaró en bancarrota

Harrisburg, la capital del estado de Pensilvania, se declaró en bancarrota tras registrar una crisis presupuestal.

PENSILVANIA - Harrisburg, la capital del estado de Pensilvania, se declaró en bancarrota tras registrar una crisis presupuestal, según un documento judicial obtenido por la AFP.

"Sería irresponsable no declararse en bancarrota. Es la única opción posible para un restablecimiento a largo plazo para nuestra ciudad", dijo por su parte el contador municipal, Dan Miller, durante una entrevista con la cadena CNBC.

El consejo municipal de esta ciudad de unos 50 mil habitantes, celebró el martes una votación en la que cuatro miembros del organismo votaron en contra y tres a favor de iniciar la reestructuración de la deuda, en el marco de las leyes sobre bancarrota.

De esta forma, Harrisburg estará a salvo de posibles demandas legales por parte de sus acreedores y en medida de negociar con ellos una reducción de la deuda, estimada en 310 millones de dólares hasta agosto.

La ciudad atraviesa dificultades económicas desde hace varios años, tras la construcción, en 1972, de un incinerador de basura que resultó ser un desastre ecológico y financiero.

Desde 1934, las ciudades de Estados Unidos tienen la opción de declararse en bancarrota.

El caso de Harrisburg es el más importante desde el inicio de la crisis económica en el país, en 2008.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad