publicidad

Hallaron dos cuerpos entre los escombros tras la explosión en un edificio en Manhattan

Hallaron dos cuerpos entre los escombros tras la explosión en un edificio en Manhattan

Las autoridades encontraron dos cadáveres entre los escombros tres días después de una explosión en Manhattan.

Dos cuerpos fueron hallados el domingo entre los escombros de tres edificios de departamentos en Manhattan, que se vinieron abajo hace tres días después de una aparente explosión de gas, informó la policía.

Los restos fueron descubiertos la tarde del domingo, agregó. Los restos no fueron identificados públicamente por el momento.

Los trabajadores de emergencias buscaban indicios de dos hombres desaparecidos, quienes se creía que estaban el jueves en un restaurante de sushi en la planta baja del edificio donde se produjo la explosión, seguido de un incendio.

Los desaparecidos fueron identificados como Moisés Lucón, de 26 años y quien trabajaba en el restaurante, y de Nicholas Figueroa, de 23 años, un trabajador de bolera que estaba allí en una cita. Lucón tenía familia en Guatemala.

La búsqueda dentro de los escombros seguía este fin de semana con trabajadores removiendo ladrillos, madera y todo tipo de materiales con las manos, además de que han utilizado perros de rescate en lo que quedó después de la explosión y posterior incendio del jueves.

Las autoridades sabían que con el paso de las horas, las probabilidades de hallar entre los escombros a alguien con vida se iban reduciendo.

Un funcionario con conocimiento de la operación dijo a The Associated Press que los trabajadores ya habían alcanzado el nivel del sótano del edificio en su búsqueda en el lugar de la explosión. Añadió además que la zona cercana a donde se ubicaba el restaurante deberá ser examinada con cuidado para determinar qué fue lo que causó la explosión, ante la posibilidad de que haya sido el resultado de una fuga de gas natural.

publicidad

Antecedentes de problemas en la instalación de gas

El edificio ya había tenido problemas en su instalación de gas meses antes, que incluso habían llevado a la empresa proveedora a cortar el suministro temporalmente, informó el domingo The New York Times.

Tras detectar un fuerte olor a gas, empleados de la compañía Con Edison encontraron en agosto pasado varias fugas en tubos que habían sido conectados a la línea principal en el sótano del inmueble.

La "situación peligrosa" que planteaba esa deficiente instalación llevó a la empresa a cortar el gas durante 10 días, mientras el dueño del edificio llevó a cabo reparaciones, según un portavoz de Con Edison.

Según las primeras investigaciones, una fuga de gas causó la fuerte explosión registrada el jueves, que dejó más de 20 heridos, varios de ellos en estado crítico, y dos hombres desaparecidos.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, había dicho el viernes en una conferencia de prensa que no se descarta que el suceso se debiese a un "acceso inapropiado" a las instalaciones de gas.

El propietario del restaurante Sushi Park, Hyeonil Kim, explicó a The New York Times que en agosto llamó a los servicios de emergencia al oler gas en el sótano del establecimiento.

Según Kim, los empleados de Con Edison que revisaron entonces la instalación descubrieron que la instalación se había modificado para sustraer de forma ilegal gas del restaurante para los apartamentos que estaban encima.

publicidad

Fue entonces cuando la suministradora cortó el gas y demandó al dueño del edificio la reparación, que fue considerada suficiente para reiniciar el servicio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad