publicidad
Dos ejecutivos de una empresa de Azusa y una intermediaria mexicana fueron hallados culpables de sobornar con casi $6 millones a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México.

Hallan culpables a ejecutivos por sobornar a funcionarios mexicanos de CFE

Hallan culpables a ejecutivos por sobornar a funcionarios mexicanos de CFE

 Dos ejecutivos de una empresa de Azusa y un intermediario mexicano fueron hallados culpables este martes de sobornar a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad de México.

Dos ejecutivos de una empresa de Azusa y una intermediaria mexicana fuer...
Dos ejecutivos de una empresa de Azusa y una intermediaria mexicana fueron hallados culpables de sobornar con casi $6 millones a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México.

Le compraron un Ferrari y un yate a un funcionario de la CFE de México

LOS ÁNGELES, California - Dos ejecutivos de una empresa de Azusa (el sur de California) y una intermediaria mexicana fueron hallados culpables este martes de sobornar a funcionarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de México a cambio de contratos lucrativos ascendentes a $19 millones.

Un jurado federal encontró a Keith Lindsey, presidente de Lindsey Manufacturing Co., y a Steve Lee, culpables de varios cargos, incluido el de conspiración para infringir la Ley sobre Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA), tras un juicio que duró cinco semanas.

La intermediaria mexicana, Angela María Gómez Aguilar, de Cuernavaca, fue hallada culpable de lavado de dinero. Su esposo, Enrique Aguilar, está acusado también de corrupción y lavado, pero se encuentra fugitivo.

publicidad

Es la primera vez que una empresa es hallada culpable en juicio de violar la FCPA, que prohíbe el soborno de funcionarios extranjeros para sacar ventaja en los negocios.

"La corrupción de funcionarios extranjeros erosiona la ley sofocando la competición y la salud de los mercados internacionales y las empresas estadounidenses", dijo el fiscal general adjunto de EU, Lanny A. Breuer, en un comunicado.

Según la acusación, la empresa californiana que elabora sistemas eléctricos de emergencia para líneas de alta tensión, y sus ejecutivos, pagaron sobornos a funcionarios de la CFE de México entre 2002 y 2009 para que les otorgaran contratos.

El enlace entre los estadounidenses y los funcionarios mexicanos era Enrique Aguilar, quien se ganaba una comisión de 30% por los bienes y servicios que Lindsey Manufacturing le vendía a la CFE.

Lindsey Manufacturing recibió más de $19 millones en contratos de la CFE y los convictos Lindsey y Lee le pagaron unos $5.9 millones a la empresa del matrimonio Aguilar, Grupo Internacional de Asesores S.A.

Con ese dinero Angela Aguilar mandó a comprar un auto Ferrari Spyder valorado en $297 mil y un yate de $1.8 millones para un funcionario de la CFE, y le pagaron $170 mil a su tarjeta de crédito.

Al hermano y madre de otro funcionario del CFE le pasaron medio millón de dólares.

Según informes de la prensa mexicana, el ex director de operaciones de la CFE, Néstor Moreno Díaz, es el funcionario investigado en México por el yate y el Ferrari. Moreno Díaz renunció a la CFE en agosto de 2010. Lindsey y Lee enfrentan hasta 30 años en prisión cuando sean condenados el 16 de septiembre, y Angela Aguilar 20 años.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad