publicidad

Hallan culpables a 11 profesores implicados en escándalo de fraude en Atlanta

Hallan culpables a 11 profesores implicados en escándalo de fraude en Atlanta

Once exeducadores de escuelas públicas de Atlanta fueron condenados por inflar calificaciones de los estudiantes en exámenes estandarizados.

En uno de los mayores escándalos de fraude en Estados Unidos, 11 exeducadores de escuelas públicas de Atlanta fueron condenados el miércoles por delitos de crimen organizado tras su participación en un esquema para inflar calificaciones de los estudiantes en los exámenes estandarizados.

Los acusados, incluidos los maestros, el director y otros administradores, fueron acusados de falsificar los resultados de las pruebas para aumentar el puntaje de 50,000 estudiantes del sistema escolar de Atlanta. Un jurado absolvió a un profesor, quien figuaraba como el doceavo acusado.

Los cargos de crimen organizado llevan hasta 20 años de prisión. La mayoría de los acusados serán sentenciados el 8 de abril.

"Esta es una gran historia y absolutamente el mayor desarrollo de la ley de educación estadounidense desde siempre", dijo el profesor de derecho de la Universidad de Georgia Ron Carlson.

"Esto tiene que ser un mensaje a los educadores de todo el país aquí y en términos generales. El jugar con las calificaciones de los estudiantes es un negocio muy peligroso."

Entre los docentes que fueron hallados culpables de conspirar para cambiar las respuestas de exámenes estandarizados se encuentran exmaestros, directores y administradores de APS.

El escándalo fue destapado por The Atlanta Journal-Constitution tras una investigación que reveló que algunas calificaciones eran estadísticamente imposibles.

publicidad

El juicio se extendió durante cinco meses en los cuales fueron citados para declarar unos 160 testigos.

De acuerdo con los fiscales, los educadores imputados dieron a los estudiantes las respuestas de los exámenes o las cambiaron luego.

Asimismo, los maestros que trataron de reportar lo que estaba sucediendo enfrentaron represalias, lo cual creó una cultura de “miedo e intimidación” en el distrito.

Una de las acusadas en el fraude era la entonces superintendente escolar Beverly Hall, que murió recientemente víctima de cáncer.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad