publicidad
Cirugía

Hallan a doctor no culpable de negligencia en el caso de pene amputado

Hallan a doctor no culpable de negligencia en el caso de pene amputado

El hombre que perdió su pene tras una operación en Miami perdió su caso en corte demandando a su anestesiólogo por negligencia médica.

Cirugía
Cirugía

MIAMI, Florida - El hombre que perdió su pene tras una operación que estaba supuesta a tratar su disfunción eréctil perdió su caso en corte demandando a su anestesiólogo por negligencia médica.

El jurado en el juicio del Dr. Laurentiu Boeru deliberó el martes y emitieron un veredicto de no culpable de negligencia en el caso de Enrique Milla, un ex residente de Miami que fue su paciente. Milla testificó en el juicio que comenzó la semana pasada via Skype, porque después de la tragedia las autoridades federales lo deportaron a su nativo Perú. En este caso el jurado tuvo que determinar si el anestesiólogo era responsable por la pérdida de su pene.

El abogado representado a Milla, Spencer Aronfeld, acusó al anestesiólogo de mala práctica por no percatarse de que su paciente tenía presión alta y el nivel de azúcar en la sangre lo tenía demasiado alto cuando se sometió a la cirugía en el 2007. Aronfeld también dijo que no debe de importar el estatus migratorio de Milla.

publicidad

“El Sr. Milla vivió en Miami por 40 años y trabajó en la industria de equipos médicos y pagó impuestos”, dijo Aronfeld. “No debe de influenciar si fue deportado”.

Pero la defensa también aclaraó que su doctor le dijo a Milla que no podía tener sexo varios días después de la operación, pero este supuestamente le confesó al doctor que hizo sexo a solo nueve días de la operación.

El Dr. Paul Perito, el urólogo que operó a Milla, llegó a un acuerdo con el paciente fuera de corte el año pasado; los detalles no se han hecho públicos.

Fotos: Casos famosos de pene amputado

Semanas después de la operación en el 2007, una pequeña infección se desarrolló en el sitio de la operación, convirtiéndose en gangrena. Los doctores tuvieron que amputarle el pene para salvarle la vida a Milla.

Aronfeld dice que ahora su cliente tiene que orinar por medio de un tubo a causa de la pérdida. Los récords en el caso indican que Milla decidió hacerse un procedimiento electivo para ponerse un implante que la ayudaría con la disfunción eréctil causada por varios achaques. Milla quería volver a tener sexo otra vez con su esposa de muchos años.

El juicio fue presidido por el juez Beatrice Buthcko.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad