publicidad

Hacker mexicano condenado a seis años de cárcel por 'sextorsión'

Hacker mexicano condenado a seis años de cárcel por 'sextorsión'

Un ciudadano mexicano fue condenado este jueves a seis años de cárcel por espiar a adolescentes en sus computadoras, tomarles fotos íntimas y extraer mensajes personales, y luego extorsionarlas.

SANTA ANA, California - Un ciudadano mexicano fue condenado este jueves a seis años de cárcel por espiar a adolescentes en sus computadoras, tomarles fotos íntimas y extraer mensajes personales, y luego extorsionarlas para que le entregaran imágenes de índole sexual bajo amenaza de publicar en la red el material privado que les había robado.

Luis Mijangos, de 32 años e inmigrante indocumentado, admitió que en 2009 usó un programa espía para meterse en la computadora de una adolescente y obtener control de la cámara, lo que le permitió tomarle fotos desnuda y escuchar sus conversaciones.

Las autoridades federales determinaron que Mijangos infectó más de 100 computadoras utilizadas por 230 personas, 44 de ellas menores, enviando programas espías mediante correos electrónicos y mensajes de chat que sus víctimas abrían.

CUIDADO: Estafa cibernética en lotería de visas

Una vez lograba entrar a una computadora enviaba los programas espías a la gente en la libreta de direcciones de su víctima, por lo que las demás personas abrían archivos infectados creyendo que se los enviaban amigos o familiares.

Una vez Mijangos recogía información privada de las víctimas, les robababa información financiera, les leía sus correos y mensajes de texto, y las extorsionaba amenazándolas con publicar esa información en la web si no le  enviaban más fotos de índole sexual.

publicidad

"Cuando una de las víctimas compartió las amenazas de 'sextorsión' con un amigo, Mijangos respondió colocando fotos de la víctima desnuda en su página de MySpace", explicó la Fiscalía federal en Los Ángeles.

Mijangos fue arrestado en junio de 2010 y se declaró culpable de piratería cibernética y espionaje en marzo de 2011.

El convicto "invadió la santidad de muchos mundos digitales personales y usó contenido íntimo para perseguir a sus víctimas y acechar" a gente que ni se imaginaba estaba siendo espiada, dijo Steven M. Martinez, director adjunto de la oficina del FBI en Los Ángeles.

"La condena impuesta al señor Mijangos es apropiada, debido al impacto escalofriante que su conducta tuvo en numerosas jóvenes", agregó Martínez.

Una víctima que había sido víctima de violencia doméstica antes de encontrarse con Mijangos dijo: "Déjenme decirles, no hay diferencia" entre el abuso doméstico y la extorsión a la cual la sometió el hombre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad