publicidad
Gracias a la aprobación de más presupuesto, los efectivos de la Guardia Nacional permanecerán en la frontera hasta agosto del 2015.

Guardia Nacional permanecerá en la frontera hasta 2015

Guardia Nacional permanecerá en la frontera hasta 2015

Gracias a la aprobación de más presupuesto, los efectivos de la Guardia Nacional permanecerán en la frontera hasta agosto del 2015.

Gracias a la aprobación de más presupuesto, los efectivos de la Guardia...
Gracias a la aprobación de más presupuesto, los efectivos de la Guardia Nacional permanecerán en la frontera hasta agosto del 2015.

Texas mantendrá a sus efectivos de la Guardia Nacional desplegados en la frontera con México al menos hasta el 31 de agosto de 2015, tras la aprobación hoy de una partida de $86.1 millones destinada a tal efecto.

"Texas ha demostrado que esta frontera puede ser segura, incluso si el gobierno federal se niega a tomar las medidas necesarias como fija la Constitución", dijo el gobernador texano, Rick Perry.

Ante la oleada migratoria de mediados de año y la presencia de organizaciones criminales en la zona, Perry desplegó a finales de agosto a un millar de efectivos de la Guardia Nacional en la frontera, en una misión que tenía que durar inicialmente tres meses.

La medida no fue bien recibida por el gobierno de México, que en agosto rechazó el despliegue al considerarlo "injustificado" y por no contribuir "a la solución del fenómeno migratorio".

publicidad

De hecho, el propio presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, afirmó ese mes desde Los Ángeles, donde se encontraba de visita, que "hay estados que no han evolucionado tanto como California y que todavía escatiman reconocimientos y derechos a los inmigrantes".

Además de la tensión con México, la "Operación Seguridad Fuerte" -el nombre que recibió- también levantó una gran polémica dentro del país, al ser considerarda por sus detractores como una actuación propagandística de Perry para una potencial carrera hacia la Casa Blanca en 2016.

A punto de terminar el periodo previsto de tres meses de la misión, que tuvo un presupuesto de 38 millones de dólares, Perry alcanzó un acuerdo con el legislativo estatal para ampliar la medida.

El vicegobernador texano, David Dewhurst, explicó que en los últimos ocho años el estado ha destinado cerca de $800 millones a la seguridad fronteriza, lo que demuestra a su juicio que el estado de Texas "es serio".

"En ausencia de medidas suficientes por parte del gobierno federal, el estado de Texas ha demostrado que es posible asegurar la frontera, reducir la delincuencia y luchar contra el impacto de la inmigración ilegal", añadió.

La nueva partida de 86.1 millones de dólares también servirá para reforzar el papel de los agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas, con la adquisición de nuevos equipos y más lanchas rápidas.

publicidad

También está previsto que la presencia de los agentes fronterizos y de la Guardia Nacional se amplíe más allá del sector del Valle del Río Grande, donde se concentran actualmente en su mayoría.

Perry no se presentó a la reelección en las elecciones del pasado 4 de noviembre, por lo que entregará el cargo el próximo 20 de enero a su compañero republicano Greg Abbott, también partidario de reforzar la seguridad fronteriza.

El aún gobernador sopesa presentarse a las primarias republicanas a la Presidencia de 2016, como ya hizo sin éxito en 2012, aunque no tomará la decisión hasta mediados del próximo año, según admitió recientemente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad