publicidad
.

Guardia Costera EU duda hallar sobrevivientes de choque aereo en Califor...

Guardia Costera EU duda hallar sobrevivientes de choque aereo en California

Guardia Costera EU duda hallar sobrevivientes de choque aereo en California

Un avión de transporte del Servicio de Guardacostas impactó con un helicóptero del cuerpo de los Marines en el Pacífico.

Misión de recuperación

LOS ANGELES, California - La Guardia Costera de Estados Unidos anunció el domingo que se desplomaron las esperanzas de hallar viva a alguna de las nueve personas que desaparecieron cuando uno de sus aviones chocó sobre el océano Pacífico con un helicóptero del Cuerpo de Infantes de Marina.

La que era considerada "misión de rescate" fue clasificada ahora como "esfuerzo de recuperación".

La contramaestre de primera clase Allison Conroy dijo que después de más de 60 horas de búsqueda sobre 1.670 kilómetros cuadrados (644 millas cuadradas) de océano, había pocas posibilidades de encontrar sobrevivientes entre los siete ocupantes del avión C-130 de la Guardia Costera y los dos del helicóptero Super Cobra AH-1W.

Las autoridades de la Guardia Costera estaban investigando las causas del accidente.

Las dos aeronaves chocaron el jueves a las 7:10 de la noche mientras los Guardacostas buscaban a un lanchero perdido. Mientras tanto, el helicóptero de la Infantería de Marina volaba en formación con otro helicóptero Cobra y dos transportes en una maniobra nocturna de entrenamiento.

Jennifer Wiegandt Seidman dijo que mantiene la esperanza de que haya logrado sobrevivir su esposo, el soldado John Seidman. Seidman es ingeniero de vuelo con 23 años de servicio en los Guardacostas.

El vicealmirante Joseph Castillo dijo en una conferencia de prensa el sábado por la noche que aún había ciertas posibilidades de hallar sobrevivientes, pues los ocupantes de ambas aeronaves estaban dotados de trajes secos que conservan el calor y estaban en excelente estado físico.

publicidad

Un funcionario del Pentágono dijo el viernes que era probable que todos hubieran muerto al producirse el choque, pero Castillo dijo el sábado que continuaba la búsqueda y que los oficiales del Servicio de Guardacostas seguían considerando la operación como una misión de rescate.

"No deseamos suspender el caso prematuramente, cuando podría haber alguien varado por ahí", agregó Castillo. "Pero la esperanza mengua conforme pasan los días. La esperanza de hoy no es la misma de ayer", agregó.

Familias mantienen la esperanza

Las familias de nueve militares desaparecidos en el mar conservaban la ilusión de hallar a sus seres queridos con vida, luego de la coalición ocurrida entre un avión de la Guardia Costera y un helicóptero del Cuerpo de Infantes de Marina, tras dos días de búsqueda no se ha dado con el paradero de ninguno de ellos.

Jennifer Wiegandt Seidman confió en que su marido, el suboficial John Seidman, llevara puesto un traje térmico cuando cayó al Océano Pacífico, frente a las costas de San Diego, donde las temperaturas eran de unos 15 grados centígrados (60 Fahrenheit).

Seidman es ingeniero aeronáutico, con 23 años de carrera en la Guardia Costera.

"No quiero pensar lo peor", dijo Seidman en la casa de la pareja en Carmichael, California. "John sabe lo que hace, tiene buena condición física y es muy inteligente. Las autoridades nos dicen que siguen buscando".

publicidad

Los Seidman se casaron en el 2001. Seidman, de 43 años, es padrastro de tres niños, de 10, 12 y 13 años, dijo su esposa.

"No quiero hablar de él como si se hubiera ido", añadió, tratando de contener las lágrimas.

Pero la posibilidad de que los desaparecidos se encontraran con vida parecía más lejana para los participantes en la operación de rescate. El sábado, los helicópteros de la Guardia Costera iban y venían desde una plataforma aeronáutica cercana a una avenida junto al mar, en la que suelen ejercitarse atletas y ciclistas, unas 48 horas después de que las aeronaves chocaron, alrededor de las 19.10 del jueves.

Seis embarcaciones de la Guardia Costera, tres barcos de la Armada y varios helicópteros seguían recorriendo un área de 1.036 kilómetros cuadrados (644 millas cuadradas) en el océano, pero las labores se concentraban en una zona donde aparecieron restos de las aeronaves, a unos 80 kilómetros (50 millas) de la costa de San Diego. Pese al hallazgo de esos fragmentos, no se había encontrado ninguna señal de sobrevivientes ni de cadáveres.

Las autoridades seguían considerando que la misión era de rescate, no de recuperación de cadáveres, aseguró el sábado la suboficial de la Guardia Cotera Jetta Disco.

La colisión del jueves involucró un avión C-130 de la Guardia Costera, con siete tripulantes a bordo, y un helicóptero AH-1W Super Cobra de los infantes de marina, con dos ocupantes. El helicóptero volaba en formación cerca de la Isla de San Clemente, donde se encuentran campos de entrenamiento de la Armada, para maniobras anfibias, aeronáuticas, de tierra y subacuáticas.

publicidad

Se desconocen las causas

Tras el choque de un avión de la Guardia Costera con un helicóptero militar sobre la costa sur de California seguían al menos nueve personas desaparecidas en el mar.Nueve personas, entre militares y personal del Servicio de Guardacostas estadounidense, desaparecieron después de un choque entre un avión y un helicóptero en pleno vuelo sobre el Océano Pacífico de California, informaron las autoridades el viernes.Aeronaves y barcos surcaron el océano cerca de la costa de San Diego en busca de las víctimas, al tiempo que investigadores colectaban grabaciones de los controladores aéreos y comunicaciones de los pilotos. La búsqueda cubrió un área de 1.667 kilómetros cuadrados, pero se centró en restos hallados a unos 80 kilómetros de la costa de San Diego.El choque se produjo el jueves en la noche cuando un avión de transporte de la Guardia Costera impactó con un helicóptero del cuerpo de los Marines estadounidenses en esta zona de California, donde se encuentra la base militar más grande de Estados Unidos."La búsqueda continúa pero parece que costó la vida de los nueve individuos", dijo el portavoz del Pentágono, Bryan Whitman, a la prensa tras describir el accidente como un "evento trágico".En la madrugada del viernes empezó una extensa operación de búsqueda de posibles sobrevivientes del accidente que dejó esparcidos pedazos de los aparatos en las aguas de San Diego, al sur de California."Siempre tenemos esperanzas... Siempre se supone que están vivos", había dicho horas antes que el Pentágono, el capitán de la Guardia Costera Thomas Farris, resaltando que una persona puede sobrevivir en el agua entre 19 y 20 horas, quizás más, dependiendo del tipo de cuerpo y ropa.Tres embarcaciones guardacostas y un helicóptero en el área buscan sobrevivientes junto a cuatro buques de la marina y varios helicópteros.Se cree que siete personas estaban abordo del avión C-130 de la Guardia Costera y dos en el helicóptero de ataque Cobra, dijeron los oficiales.Por el momento se desconocen las causas del accidente.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En un lapso de cinco horas, uno de los narcotraficantes más buscados y poderosos del mundo fue extraditado de México a EEUU. 'El Chapo' enfrenta decenas de cargos por narcotráfico, lavado de dinero e incluso homicidio en siete estados del país.
El rotativo ‘El Diario’ publicó un video en el que se ve a las fuerzas de seguridad en México trasladándose al penal Cefereso No.9 para extraditar al capo del narcotráfico a EEUU. Dos funcionarios estadounidenses habrían confirmado que un avión lo trasladó a Nueva York. 
El gobierno de Trump tendrá que solucionar al menos diez temas relacionados con inmigración, entre ellos se incluye la construcción del muro en la frontera con México, la deportación de millones de indocumentados y el futuro de DACA.
En su última conferencia de prensa como presidente EEUU Barack Obama prometió que de ser necesario levantará su voz en defensa de los dreamers luego de su mandato.
publicidad