publicidad
1. Una mujer en una cafetería de Atenas la mañana después del referéndum griego

Grecia: el día después de la rebeldía, en 7 imágenes

Grecia: el día después de la rebeldía, en 7 imágenes

Los bancos ya llevan una semana cerrados, el polémico ministro de Finanzas dimite y las negociaciones todavía no se retoman

1. Una mujer en una cafetería de Atenas la mañana después del referéndum...
1. Una mujer en una cafetería de Atenas la mañana después del referéndum griego

Por  Damià S. Bonmatí @damiabonmati

La mujer griega de la foto pagaba este lunes por la mañana con un billete de 20 euros ($22). Es un bien preciado en el país.

Los bancos ya llevan una semana cerrados en esta nación mediterránea con 11 millones de habitantes, y los billetes de 10 y 20 dólares escasean en los cajeros automáticos.

El máximo que los clientes pueden retirar con una tarjeta bancaria son 60 euros por día, y la situación de corralito durará, como mínimo, hasta mediados de semana.

Este lunes era el día D en Atenas, la capital.

Los griegos se rebelaron este domingo contra las autoridades europeas, se alinearon con su gobierno en un referéndum y votaron no a las condiciones que exigieron los acreedores para seguir inyectando dinero en la endeudada Grecia.

publicidad

Los griegos se preparan para un futuro incierto.

Tras el no, el país pretende retomar la negociación con una Europa estupefacta y, a su vez, los vecinos no descartan la posibilidad de un Grexit. Es decir, la posibilidad de que Grecia abandone la moneda comunitaria, el euro.

Los mercados europeos cerraron en rojo el lunes, pero sin sucumbir al pánico. "La reacción inmediata de los inversores al referéndum ha sido limitada", decían analistas durante la jornada.

Tienen la esperanza de que se reanuden las negociaciones con los acreedores a partir del martes.

Lea también: Las claves para entender al país sin bancos abiertos

En las negociaciones, algo más habrá cambiado. El interlocutor más incómodo y denostado por sus colegas europeos, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ya no estará.

Dimitió para facilitar las búsqueda de un acuerdo. Sus declaraciones eran poco dadas a la diplomacia, y su heterodoxa vestimenta distaba mucho de la de los ministros europeos al uso.

S orprendió esta mañana a todos con un escueto mensaje en su Twitter personal: " Minister No More!"; tres palabras que anunciaban su dimisión y con las que ofrecía su cabeza a las instituciones europeas, que le consideran una figura incómoda para las negociaciones.

Euclides Tsakalotos, actual coordinador del equipo negociador griego, será el nuevo ministro de Finanzas de Grecia. Tiene 55 años, es un académico universitario y se formó en la Universidad de Oxford.

publicidad

A la espera de las negociaciones, el Banco Central Europeo, que gestiona la unión monetario del euro, anunció que mantenía el nivel actual de los préstamos de emergencia a los bancos, pero endureció las condiciones de otorgamiento para el futuro.

En España, una economía cuatro veces mayor que Grecia, los aliados del gobierno griego sacaron pecho. El partido de izquierdas Podemos, con opciones de triunfo a finales de año, pidió que más países se sumaran al camino iniciado por Grecia.

Con el no al referendum, los griegos se opusieron a las condiciones impuestas por los acreedores: seguir bajando las pensiones, reduciendo salarios y aumentando impuestos.

La ciudadanía votó este domingo tras años de efectos nocivos de la crisis económica en las calles griegas: desde 2008 su economía se contrajo un 25% y su tasa de desempleo es del 25.6%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad