publicidad

granjeros texanos en crisis

granjeros texanos en crisis

Hasta un 75 por ciento han disminuido los ingresos de los agricultores de Texas, quienes implementarán drásticas medidas.

Siembra de maíz es incosteable

DALLAS.- Hasta un 75 por ciento han disminuido los ingresos de los agricultores de Texas debido a lso altos precios del combutible. Ante ello, podrian implementar drásticas medidas que afectarán a toda la población que sufre ya altos precios en productos .La moneda está en el aire, y tal parece que no va a beneficiar a los agricultores de Texas, ya que sus ganancias se están revertiendo con los altos precios del combustible . El panorama es incierto para todos ellos.

El maíz es uno de los productos que ocupan un importante lugar de la siembra en Texas, se está convirtiendo en algo difícil de solventar.

En una análisis comparativo del año 2007 al 2008, realizado por los agricultores del norte de Texas, los precios de producción se elevan hasta un 147 por ciento más en el presente año, lo que está afectando la ganancia de todo ellos.

Comprar semilla de maiz, sembrarlo, aplicar herbicida, fertilizantes, pagar a un consultor, seguro de siembra, maquinaria de riego e irrigación por acre (0.4 hectáreas de terreno) tenía un costo de 333 dólares en el 2007.

Ahora, en el 2008, el costo es de 489 dólares.

Por cada dólar invertido en el 2007 para la siembra de maíz, obtuvieron una ganacia de 1.31 dólares, es decir, ganaron 31 centavos por cada dólar invertido. En este año la ganancia es de 98 centavos, es decir, se pierde 2 centavos por cada dólar invertido.

publicidad

Panorama incierto

Para quienes siembran y cultivan estos productos están viviendo las consecuencias de este incremento.

"El diesel utilizado para la agricultura ha incrementado en más de dos dólares desde el 2007 y eso no está provocando pérdidas en nuestra forma de ganarnos la vida", explicó el presidente del Buró de Agricultores de Texas, Kenneth Dierschke.

Y es que antes, sus tractores eran llenados con 300 dólares de diesel, pero ahora, se necesitan pagar 700 dólares para llenar el tanque, un aumento del 208 por ciento en el precio de este tipo de combustible.

Pero, no nada más les está afectando en el elemento esencial para que funcionen sus máquinas, sino que los fertilizantes han subido de precio también.

"Por ello es que este buró dió a conocer que algunos agricultores se están viendo forzados a modificar su siembra y reducir la cantidad de su producción, y de ser así, Texas y poco a poco todo el país podría verse obligado a importar ciertos productos", precisó Kenneth Dierschke.

La incertidumbre que viven los agricultores, es que tanto ellos, como los intermediarios y consumidores vivan próximamente en una de las peores crisis en la agricultura.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad