publicidad
Pena capital. (Imagen de archivo)

Georgia ejecutará a una prisionera por primera vez en 70 años

Georgia ejecutará a una prisionera por primera vez en 70 años

Kelly Gissendaner, es la única mujer en el pabellón de la muerte en Georgia y será ejecutada este miércoles por inyección letal en una prisión en Jackson.

Pena capital. (Imagen de archivo)
Pena capital. (Imagen de archivo)

El estado de Georgia ejecutará por primera vez en 70 años a una mujer prisionera, desde el caso de Lena Baker una afroamericana condenada por asesinato en el condado Randolph en 1945.

Luego de que la Junta Estal de Indultos y Libertad Condicional recharazara la petición de indulto tras revisar el caso, se fijo la ejecución de Gissendaner para este miércoles 25 a las 7pm., en la Diagnostic and Classification Prisionm en Jackson, por medio de inyección letal, según reporta el sitio Dailymail.

Kelly Gissendaner, de 47 años, fue declarada culpable en febrero de 1997 por haber asesinado a su esposo, Douglas Gissendaner, en complicidad con su amante Gregory Owen, según información de CNN.

Owen quería que Kelly Gissendaner solicitara el divorcio, pero a ella le preocupaba que su esposo no la “dejara tranquila si simplemente se divorciaban”, de acuerdo con los informes de la Corte.

publicidad

El matrimonio Gissendaner ya se había divorciado anteriormente, en 1993, pero habían decidido volver a casarse dos años después.

Un crimen planeado

Owen y Kelly Gissendaner planearon el crimen durante meses, fue el 7 de febrero de 1997, cuando ella llevó a Owen a su casa le dio una porra (macana o bastón) y un cuchillo, mientras ella salió a bailar con sus amigas, según información proporcionada por el Fiscal General de Georgia, Sam Olens.

Así Owen espero a su víctima en su casa, al parecer Douglas arribó alrededor de las 11:30 pm, en ese momente Owen lo amenazó con el cuchillo, lo condujo hasta su automóvil y lo llevó a una zona alejada en el condado de Gwinnett, allí le quitó sus pertenencias, para similar un robo.

Después lo golpeó en la cabeza con la porra y lo apuñaló, al menos en ocho ocasiones, hasta causarle la muerte. Kelly Gissendaner llegó al lugar del crimen y después de asegurarse que su marido estaba muerto, decidió junto con su amante, incendiar el automóvil.

Días después del incidente la policía halló el cuerpo de Douglas boca abajo, a una milla de donde días antes habían hallado el automóvil totalmente calcinado, fue en ese momento cuando la versión de Kelly comenzó a desmoronarse.

La sentencia

Fue el 24 de febrero que Owen confesó haber matado a Douglas y señaló a Kelly como su cómplice, quien fue detenida y acusada.

publicidad

Por su crimen Owen, fue condenado a 25 años de prisión en el estado de Washington, según los registros del Departamento de correccionales de Georgia. Mientras Kelly fue condenada a la pena máxima.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad