publicidad

Una joven photoshopea su rostro según la belleza de más de 20 países

Una joven photoshopea su rostro según la belleza de más de 20 países

Una joven hizo modificar su cara según los estándares de belleza de diferentes países. Mira los resultados.

La belleza de una chica según más de 20 países Univision

¿Qué es la belleza? La pregunta rondaba en la cabeza de Esther Honig, una joven reportera de Kansas City. La respuesta la encontró a través de Internet. Esther se contactó con expertos en photshop de 21 países, les envió una foto suya con un pedido: “Hazme bella”.

En menos de dos meses logró recopilar los trabajos de todos ellos y los publicó en Internet. El resultado es impresionante: cambios de pelo, de color de ojos y de piel. Estilos tan diferentes que por momentos Esther no parece Esther.

En una simple pero efectiva plataforma, Esther colgó en su web personal la foto original y otras 21 imágenes en un carrousel que permiten compararlas. Los diferentes estándares de belleza según cada país y cultura son notables.

“En EEUU, el Photoshop se ha convertido en un símbolo de normas de belleza imposibles de conseguir en nuestra sociedad. Mi proyecto, Before & After, examina cómo estas normas varían de una cultura a otra a nivel mundial”, explica Esther.

El proyecto le vino a la mente mientras trabajaba como community manager en una pequeña startup. Su jefa le mostró la plataforma Fiverr de free-lancers. Allí, Esther notó la enorme cantidad de artistas de Photoshop que había y decidió contactarlos para experimentar.

“De inmediato se me ocurrió que este pool de trabajadores tenía su propia visión estética según su cultura”, señaló.

publicidad

Esther se contactó con 40 free-lancers de más de 25 países tan distantes como diferentes: Sri Lanka, Argentina, Ucrania, Marruecos, Filipinas y Kenia, entre ellos. “Algunos son expertos en su campo, otros son puramente amateur”, cuenta.

La joven pagó entre 5 y 30 dólares por cada foto photoshopeada con “la esperanza de que cada diseñador pusiera sus principios personales y culturales de belleza para mejorar mi imagen”.

“Lo único que les pedí fue 'make me beautiful'”, explica.

Nacida en EEUU, Esther habla español y vivió en México, donde estudió en la UNAM historia pre-colombina. “Estoy determinada a documentar mi vida, mis recuerdos e historias pequeñas y maravillosas que suceden a mi alrededor”, dice Esther.

Entre esas historias que ocurren a su alrededor Esther detectó la belleza, “un tema del que se habla en todos los medios de comunicación. Estamos fascinados con la belleza”, le dijo a UnivisionNoticias.com. Y decidió experimentar.

“Mi idea no era llegar a un concepto absoluto de belleza en cada uno de estos países. Son solo ejemplos de belleza en esos países. Solo quería ver ejemplos de belleza alrededor del mundo. No buscaba una imagen concluyente”, agrega y aclara: “No soy antropóloga”.

De las 21 imágenes que ha publicado hasta ahora en Internet, a Esther la que más le gusta es la que le enviaron desde Marruecos y en la que se puede ver una transformación total de su imagen. Allí, Esther luce un hijab turquesa y violeta, un vestido negro, los labios levemente maquillados, al igual que los ojos.

publicidad

¿Por qué le gusta tanto una imagen tan radicalmente diferente a la original, en la que se la ve con el cabello recogido y los hombros y parte del pecho al descubierto?

“Porque el artista que la hizo elevó la discusión sobre la belleza a otro nivel que incluye la religión”, explica a UnivisionNoticias.com. “Me quede sin aliento cuando la vi”, dijo en una entrevista reciente.

Otra de las imágenes que más le gustan es la que le envió una artista de Argentina. “Es uno de los trabajos más profesionales que recibí. Realmente ella trabajo en profundidad mi imagen. Alargó mi cuello, estiró mis ojos” y le puso un fondo de colores a la foto y mucho maquillaje a Esther.

El proyecto ha llamado la atención de muchas personas y Esther sabe que tiene mucho futuro. Tras publicar Before & After, comenzó a recibir versiones de su foto que aficionados y profesionales de Photoshop le enviaron por iniciativa propia.

El próximo paso de esta joven de Kansas City será actualizar el proyecto con esas imágenes y sumar otras más que tiene en carpeta. Y aprovechar las redes sociales para compartirlo y ayudar a una discusión global sobre qué es ser bello.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad