publicidad

Una comunidad en Minnesota se unió para cumplir el sueño de una niña

Una comunidad en Minnesota se unió para cumplir el sueño de una niña

Debido a que ninguno de sus compañeros asitiría a su cumpleaños, la comunidad donde vive decidió festejarla en grande.

300 desconocidos fueron a su fiesta de cumpleaños Univision

Mackenzie Moretter es una niña de 10 años que sufre del Síndrome de Soto y cuando estaba organizando su fiesta de cumpleaños, sus compañeros de clases le respondieron que no acudirían.

Cuando Jenny Moretter, la madre de la pequeña, vio que su hija tenía el corazón destrozado, solo quería que su hija tuviera un cumpleaños especial.

El deseo de esta niña era tener una gran fiesta para celebrar sus 10 años, por lo que con la esperanza de que "alguien" viniera a la fiesta, su madre subió un post en Facebook contando lo que ocurrió e invitando a gente desconocida.

"A veces encontramos a Mackenzie sola en el patio de la escuela diciendo que ningún niño quiere ser su amigo", escribió la mujer en la red social.

El esfuerzo valió la pena y más de 700 personas de la comunidad de Shakopee, Minnesota, acudieron al cumpleaños.

La fiesta se trasladó a un parque local. Personas de todas las edades llegaron con regalos, comida e incluso una pancarta que decía: "Feliz cumpleaños Mackenzie ".

Las empresas locales donaron alimentos. Los invitados llevaron sillas y mesas para la celebración.

publicidad

El papá de Mackenzie, Matt Moretter, estaba tan sorprendido como su esposa, "Jenny tenía la esperanza de conseguir diez niñas y de pronto mucha gente comenzó a llegar a nuestra casa", afirmó.

El alcalde del pueblo declaró el 18 de abril como el Día de Mackenzie y le dio un certificado a ella para que lo guardara.

La menor de edad fue diagnosticada con Síndrome de Soto al año, una enfermedad genética que retrasa el desarrollo del cerebro y le dificulta a Jenny hacer amigos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad