publicidad
Su hijo fue abatido por la policía de LA en una persecución, su padre reclama $20 millones a la ciudad.

Un padre vio morir a su hijo por televisión a manos de la policía de LA

Un padre vio morir a su hijo por televisión a manos de la policía de LA

Su hijo fue abatido por la policía de LA en una persecución, su padre reclama $20 millones a la ciudad.

Su hijo fue abatido por la policía de LA en una persecución, su padre re...
Su hijo fue abatido por la policía de LA en una persecución, su padre reclama $20 millones a la ciudad.

El hombre abatido tenía 51 años

Un padre que vio morir a su hijo a manos de la policía de Los Ángeles a través de una transmisión en vivo por televisión, presentó una reclamación por $20 millones contra la ciudad el pasado viernes, de acuerdo con Associated Press.

La historia comenzó el 13 de noviembre de este año cuando Brian Beaird, de 51 años de edad y veterano de guerra, protagonizó a bordo de su auto deportivo Corvette, una persecución por calles de Los Ángeles lo que fue transmitido por canales locales de televisión.

¿Qué opinas sobre el actuar de la policía de Los Ángeles?

Beaird fue luego impactado por otro vehículo que se pasó un semáforo en rojo y después, ileso por el impacto, abandonó el vehículo y caminó por la parte trasera pero fue rodeado por patrullas, informó Notimex.

publicidad

Tras dar unos pasos y no hacer caso a las órdenes de los policías, Beaird, quien no estaba armado, recibió primero impactos con balas de goma pero casi de inmediato otros agentes le dispararon con armas de fuego matándolo en el sitio.

Habló con su padre antes de morir

Su padre, Bill Beaird, de 80 años, lloró mientras describía que vio el tiroteo ocurrido el 13 de diciembre, informó el diario Los Angeles Times.

Beaird dijo que su hijo más joven, Brian Beaird de 51 años de edad, residente de Oceanside, lo llamó para decirle que estaba siendo perseguido por la policía, pero insistió en que él no había hecho nada mal.

El padre le pidió a su hijo que aún no habiendo hecho algo malo se detuviera.

"Me dijo que iba a hacerlo, pero él no lo hizo", dijo Bill Beaird.

Mientras ocurría la persecución, que duró casi una hora, Bill Beaird dijo que vio en un informe realizado desde un helicóptero de la televisión cómo el conductor del Corvette salió tambaleándose del coche, brevemente levantó las manos, le dispararon y cayó al suelo.

"Pensé que era mi hijo, pero no estaba seguro", dijo Beaird.

El hombre fallecido era veterano y se había lastimado la cabeza

Brian Beaird estaba desarmado. La información preliminar indica que tres oficiales dispararon más de 20 tiros contra él, dijo el diario LA Times.

publicidad

El jefe de policía Charlie Beck, dijo el jueves que estaba "muy preocupado" después de leer un informe preliminar del tiroteo. Beck dijo que los oficiales implicados estarán fuera de sus funciones habituales hasta que termine la investigación.

Bill Beaird dijo que su hijo fue dado de alta de la Guardia Nacional en el año 1988, después de someterse a una cirugía para extirpar un tumor cerebral y que necesitaba atención médica regular.

Un abogado de la familia, Dale Galipo, dijo que Brian Beaird había desarrollado paranoia después de la cirugía.

"Era simplemente miedo y paranoia de la policía, a pesar de que nunca ha sido condenado por ningún delito ", dijo Galipo. " Y que la paranoia con la policía es una de las razones por las que no se detuvo."

Una reclamación es el paso anterior a una demanda. Si la ciudad rechaza o se niega a resolver la reclamación, Galipo dijo que la familia iba a presentar una demanda por muerte injusta en el tribunal federal.

La oficina del fiscal de la ciudad dijo que no tenía comentarios inmediatos sobre la reclamación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad