publicidad
El ingeniero Gileno Vieira da Rocha, de 65 años, se internó en la selva y sobrevivió comiendo insectos.

Un ingeniero sobrevive 12 días en la selva brasileña comiendo insectos

Un ingeniero sobrevive 12 días en la selva brasileña comiendo insectos

El hombre de 65 años se encontraba perdido en la selva de la Amazonia. Se salvó comiendo abejas y moscas.

El ingeniero Gileno Vieira da Rocha, de 65 años, se internó en la selva...
El ingeniero Gileno Vieira da Rocha, de 65 años, se internó en la selva y sobrevivió comiendo insectos.

El brasileño Gileno Vieira da Rocha vivió 12 días de angustia y desesperación, perdido en la selva de la Amazonia.

 Buscó frutas y animales sin conseguirlo, así que terminó comiendo insectos para sobrevivir.

El ingeniero de 65 años trabaja en la construcción de un coliseo deportivo en Vila de Sucundurí, en el noroeste de Brasil. Tuvo una discusión con residentes del lugar y temiendo represalias salió del hotel ubicado en la carretera Transamazónica y acabó perdiéndose en la selva.

Según la policía, el día de su desaparición el ingeniero subió a una Pick-up color plata de la empresa y huyó del lugar. Más adelante el vehículo fue confiscado por hacer una pericia indebida, así que siguió su camino a pie.

publicidad

Tres kilómetros adelante decidió caminar por el pasto, se adentró a la selva y se perdió.

El municipio de Apuí, región donde Gileno desapareció, es conocida por los conflictos agrarios.

La policía indicó que Vieira da Rocha fue encontrado 12 días después por un campesino en la región selvática del municipio de Vila de Sucundurí, a 453 kilómetros de Manaos, capital regional y próxima al vecino estado de Pará.

El jefe policial indicó que el campesino encontró al ingeniero a unos treinta kilómetros del lugar en el que fue visto por última vez, inconsciente y con heridas infectadas por parásitos.

Rocha explicó que a pesar de la edad del ingeniero, él sobrevivió por ser oriundo de la región amazónica y gracias a que "tenía algún conocimiento de la selva".

Después de pasar un día internado en un hospital de Apuí, donde fueron tratadas las heridas y se le practicó un lavado estomacal por haber ingerido insectos durante los doce días, el ingeniero recibió el alta médica y se recupera en su casa, detalló el comisario.

Con información de Efe

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad