publicidad

Pone en venta su restaurante para ayudar a una mesera con un tumor cerebral

Pone en venta su restaurante para ayudar a una mesera con un tumor cerebral

Brittany tiene 19 años y un tumor cerebral. No tiene seguro y su jefe puso en venta el negocio para ayudarla.

Jefe vende restaurante para ayudar a una mesera CNN

Su jefe, su fiel aliado

La juventud de Brittany Mathis, una mesera de 19 años, se vio empañada por una noticia que definitivamente no esperaba: le detectaron un tumor cerebral del tamaño de una pelota de ping-pong. Un panorama devastador, sobre todo, porque Brittany no tiene seguro médico.

De acuerdo con The Independient, Brittany aún no se ha inscrito en el nuevo programa médico Affordable Healthcare que impide que las compañías de seguros den de baja a los pacientes cuando se enferman.

¿Qué te parece esta historia de solidaridad? Comenta en los Foros de Univision.

Residente en Texas, a Brittany el diagnóstico se lo dieron en diciembre pasado. La joven comenzó a sentir un dolor en una de sus piernas y decidió consultar con los médicos. Le dijeron que tenía problemas de coagulación en la sangre, le hicieron varias pruebas y determinaron que tenía un tumor cerebral.

Hasta ahora, la joven mesera no se ha podido hacer ningún estudio que le indique si el tumor es benigno o maligno.

Devastada por la noticia, Brittany le contó a sus compañeros del restaurante de la cadena Kaisehof lo que pasaba, hasta que su jefe, Michael De Beyer, gerente y dueño del lugar, se enteró.

De  Beyer le demostró a Brittany que no está sola y se comprometió a vender el restaurante para ayudarla con todos los gastos médicos.

El empresario no cree que este restaurante, ubicado en la autopista de Montgomery, valga más de 2 millones de dólares, pero espera encontrar pronto a un comprador para apoyar a la joven.

publicidad

"Yo no soy capaz de sentarme y dejar que suceda una tragedia. No podría vivir conmigo mismo y nunca sería feliz ganando dinero en mi restaurante sabiendo que ella necesita ayuda", dijo Michael De Beyer a The Independent.

Brittany no es la única integrante de la familia Mathis que trabaja en el restaurante, su hermana mayor Kay y su mamá, Barbara Mathis también son empleadas del lugar. Todas están muy agradecidas con su decisión y lo consideraron una "bendición".

Ésta no es la primera tragedia que vive la familia de Brittany. Su padre, John Mathis, murió a los 33 años de un aneurisma cerebral causado por un tumor en el año 2000. Ahora Barbara, su madre, teme que a Britany le pase lo mismo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad