publicidad

Murió Cristopher Lee, famoso por su actuación en El Señor de los Anillos y Star Wars

Murió Cristopher Lee, famoso por su actuación en El Señor de los Anillos y Star Wars

El actor británico falleció a los 93 años, en un hospital de Londres. Fue internado hace tres semanas por problemas respiratorios y cardiacos.

El actor británico Cristopher Lee, famoso por sus papeles en las películas El Señor de los Anillos y Star Wars, murió en el hospital de Chelsea y Westminster, en Londres. Tenía 93 años.

El legendario intérprete y también músico había sido internado hace tres semanas por problemas respiratorios y cardiacos. Su muerte ocurrió el domingo pasado pero su esposa, la exmodelo Birgit Kroencke, decidió callar la noticia hasta poder informarle a sus familiares y amigos más cercanos, según The Telegraph. Estuvieron casados durante 50 años y tienen una hija.

Cristopher Leer alcanzó fama en la década de los 50 como estrella de la productora Hammer Horror, época en la ue personificó al Conde Drácula, sin embargo fue reconocido por las nuevas generaciones gracias a su papel como el Conde Dooku en la saga de Star Wars.

Además, formó parte de las películas El  Señor de los Anillos y el Hobbit, en donde le dio vida al mago Saruman.

Ícono del terror y a pesar de su avanzada edad, Lee continuó activo hasta el final de sus días. Realizó alrededor de 300 trabajos como actor. Apasionado por el heavy metal, desde el 2004 también se desarrolló como artista musical.

Cristopher Lee nació el 27 de mayo de 1922 en Londres. Estudió en los colegios británicos, Wellington College y King's College, donde dio sus primeros pasos sobre el escenario. Sin embargo, debido a la precaria situación económica de su familia, abandonó sus estudios para trabajar como empleado en Londres. Al estallar la II Guerra Mundial en 1939 se alistó como piloto en la RAF y cuando terminó probó fortuna en el cine.

publicidad

En 1948 trabajó como extra en la película de Terence Young Extraña cita, a lo que sumó pequeños papeles secundarios en películas como Hamlet, bajo la dirección de Sir Lawrence Olivier y en Matrimonio de estado, ambas en 1948, y un año más tarde en El hidalgo de los mares. Siguieron títulos como La princesa de Eboli y El infierno de los héroes, ambas de 1955, y al año siguiente Puerto Africa y Moby Dick, esta última dirigida por John Huston.

En 1957 le llegó su mejor oportunidad, trabajar en la compañía Hammer, dedicada al cine de terror, que le elige para protagonizar La maldición de Frankestein. Un año después, interpretó por primera vez el papel del Conde Drácula que le dio fama mundial, especializándose en personajes de terror debido a sus 1,97 metros de altura y a sus rasgos angulosos.

Entre estas películas se encuentran Drácula, príncipe de las tinieblas (1965), Drácula vuelve de la tumba (1968), El poder de la sangre de Drácula (1969), Las cicatrices de Drácula y El conde Drácula, ambas en 1971, Drácula, 1972, Los ritos satánicos de Drácula y Drácula está muerto (1973).

publicidad

A partir de 1976, cansado de interpretar a Drácula, rodó Aeropuerto 77, Caravanas, El felino y Operación isla Oso, estas dos últimas en 1979, Serial en 1980 y Ojo por ojo en 1981.

En 2001 vuelve la gran pantalla, y lo hace con la exitosa trilogía de El Señor de los Anillos, de Peter Jackson, en la que interpretó al mago Saruman, papel por el que fue muy elogiado, y que él achacaba al hecho de haber sido un enamorado de la obra de Tolkien, al que conoció personalmente.

Después, George Lucas le ofrece el papel del Conde Dooku para la segunda y tercera entrega de Star War: El Ataque de los Clones y La Venganza de los Sith. El nombre del villano fue elegido por Lucas como derivación del Conde Drácula.

Ganó varios reconocimientos a lo largo de su trayectoria, entre ellos un BAFTA honorífico en 2011.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad